Borrar
Castella, Talavante y Diosleguarde, a hombros el pasado 19 de agosto en Guijuelo. ALMEIDA
Salamanca se queda a seis paseílllos de la cima

Salamanca se queda a seis paseílllos de la cima

  ·

La temporada se cerró con 26 festejos, por los 32 del año pasado; y se queda en segundo lugar en la estadística que recoge los espectáculos de la última década. Diosleguarde fue el que más contratos firmó, López Chaves el que más toros toreó y Vellosino quien más lidió

Javier Lorenzo

SALAMANCA

Miércoles, 8 de noviembre 2023, 11:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las cifras de la temporada en Salamanca en cuanto a festejos mayores se refiere se quedaron a seis funciones de las que se registraron en 2022. De los 32 del año pasado a los 26 de este, y esa bajada afectó a los cuatro tipos de festejos analizados: dos corridas de toros menos, las novilladas picadas y los espectáculos de rejones también bajaron en uno cada uno, mientras que hubo dos festivales menos. El gran borrón del curso lo echó Alba de Tormes que fulminó los toros de manera inexplicable su programación festiva tras ser uno de los grandes escenarios de 2022. La gran ausencia llegó en la clásica cita de las fiestas de octubre en honor a la Santa, que este año ninguneó los espectáculos taurinos tras convertirse las últimas temporadas en el gran escenario del cierre de la campaña. No hubo toros bajo la cubierta y la programación festiva se quedó coja sumando así el tercer año (sin contar 2020 por el virus) que no celebró un festejo mayor desde que se inauguró el coso con la cubierta en 2004. Se hizo aún mayor la ausencia este año después de que en el precedente además del mano a mano entre Alejandro Marcos y Tomás Rufo en abril, anunció en octubre uno de los festejos de mayor relumbrón de 2022 en la provincia: Morante de la Puebla y Daniel Luque en la alternativa a Antonio Grande con toros de El Pilar y Galache. Un festejo que le dio gran promoción a la villa más allá de los ambientes taurinos y los límites provinciales.

Tamames también echó el freno a su apuesta en 2023 y se quedó en festejos sin caballos tirando por la borda la clásica novillada picada de sus fiestas de septiembre como perfecto «postre» a la Feria de Salamanca. Una cita a la que acudieron siempre distinguidos novilleros y que solo tenía una ausencia en lo que va de siglo (2014). Hubo ediciones en las que incluso anunció dos y este la fulminó sin motivo aparente.

Con los 26 festejos mayores la temporada de 2023 quedó en segunda posición en cuanto a festejos celebrados en la última década, con el mismo número que en 2011 y por encima de los 20 que se certificaron en el año posterior a la pandemia y a los 19 registrados en el año previo a la irrupción del coronavirus. Los 32 de 2022 se sitúan en la cima de la última década. Y ese año fue precisamente en el que celebró el mayor número de corridas de toros, 14, dos más que en la presente edición. Además de las dos que se perdieron en Alba de Tormes también bajó de categoría Cantalpino, que pasó de la corrida de toros mixta de 2022 a la novillada picada de esta edición. En el lado opuesto apareció esta campaña la corrida de toros mixta de Villoria, un montaje con pobres alicientes que sirvió para poco más que para sumar una corrida de toros en el curso salmantino. La plaza estelar de la provincia siguió siendo Guijuelo, con una apuesta no solo consolidada sino fortalecida y aumentada aún más con la corrida de toros del mes de abril, que este año anunció la reaparición de Manuel Diosleguarde tras el brutal percance del año anterior en Cuéllar (Segovia) del que no pudo reaparecer hasta ocho meses después (23 de abril). Los cinco eventos celebrados en el coso chacinero se quedaron solo a uno de los seis anunciados en La Glorieta en la Feria.

En una, por partida doble, y en otra estuvo anunciado Manuel Diosleguarde que fue el matador de toros que más veces hizo el paseíllo esta temporada en la provincia, con cinco actuaciones. También hizo lo propio en la corrida de toros de Peñaranda el 26 de agosto y en Béjar el 8 de septiembre. La citada de Villoria, además de Ledesma y Vitigudino completaron la nómina de las siete plazas que acogieron corridas de toros esta campaña. Un año en el que fue López Chaves el torero que más reses lidió, con un paseíllo menos y tres astados más que Diosleguarde: cifras disparadas por los seis toros que en solitario estoqueó en su despedida en Ledesma ante sus paisanos (11 de junio). El festival de Ciudad Rodrigo el 18 de febrero, Ledesma el 11 de junio, Guijuelo el 19 de agosto y Salamanca, el 21 de septiembre, donde puso broche a su carrera en los ruedos, fueron sus cuatro cosos charros. La misma cifra que protagonizó Ismael Martín, no solo la gran revelación del año en Salamanca, sino que fue un nombre propio entre los novilleros del año, ratificado también en su contundente paso por la provincia: cuatro paseíllos (Villoria, 16 de abril, Guijuelo el 15 de agosto, Cantalpino, el 16), doce orejas, un rabo y cuatro puertas grandes, con el broche del triple apéndice en su presentación en La Glorieta.

Vellosino, Madrileño y tres toros de indulto

La ganadería de los hermanos Núñez Elvira se situó al frente de la tabla en cuanto a reses lidiadas este año en Salamanca, que estuvo protagonizada por 24 hierros diferentes, la mayoría de ellos del Campo Charro. Solo seis vinieron de fuera de Salamanca, lo hicieron de manera testimonial y casi anecdótica con la excepción del gran aliciente de Miura que llegó como gran reclamo a la corrida de toros de Vitigudino (16 de agosto) y resultó una gran decepción. De las 129 reses lidiadas en los festejos mayores de la provincia de Salamanca, 22 lucieron el hierro de Vellosino, que tuvo un nombre propio: Madrileño, el cuarto astado de la corrida de toros del 10 de septiembre en La Glorieta de la que salió fundido como el Toro de Oro. Fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre antes de que Perera paseara las dos orejas, con el mismo galardón también había sido distinguido Palmerillo al que Talavante le cortó una oreja en Guijuelo (19 de agosto). Fueron dos de los once astados premiados esta temporada en provincia con el pañuelo azul. Un trofeo que se quedó por debajo del pañuelo azul que se destinó a tres astados que volvieron vivos de regreso a la finca para perpetuar su bravura: dos con el hierro de Domingo Hernández y los dos con López Chaves como feliz co-protagonista de sendos hitos, uno lidiado en Ledesma el 11 de junio que respondió al nombre de Granadino; y el otro en Guijuelo (18 de agosto). Este fue el mismo escenario en el que se le perdonó la vida dos días antes a Malospelos, de Capea, en un apoteósico espectáculo del arte del rejoneo.

La temporada en cifras

Cuatro plenos de triunfos. López Chaves e Ismael Martín Martín fueron los que mayor promedio de triunfos lograron en su paso por las actuaciones en la provincia. Ambos hicieron cuatro paseíllos y los cuatro los certificaron por la puerta grande.

Un debut con picadores. Lo protagonizó Jarocho en la novillada del Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo (20 de febrero) donde lidió un utrero de Montalvo y le cortó las dos orejas.

Dos percances. A Valentín Hoyos en el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo (20 de febrero) un utrero de Montalvo le pegó una cornada en el tercio medio del muslo derecho, con trayecto hacia adentro de 12 centímetros que llegó al fémur con arrancamiento de colateral directa de vena femoral; mientras que El Pilo, tercero de la cuadrilla de El Juli, cayó herido en La Glorieta (21 de septiembre) por un toro de Garcigrande, que le infirió una cornada en la cara interna del muslo derecho con dos trayectorias una inferior de 20 centímetros y otra interior de 15 centímetros que rompió bíceps femoral.

Diez rabos. López Chaves por partida doble (Ledesma y Guijuelo), El Juli (La Glorieta); Joaquín Galdós y Manuel Diosleguarde (en Béjar), junto a los novilleros Álvaro Seseña (en Miranda del Castañar), Ismael Martín y Alejandro Chicharro (Cantalpino) además de los rejoneadores Guillermo Hermoso de Mendoza (Guijuelo) y Sergio Pérez (Macotera) fueron los protagonistas que pasearon los 10 rabos que se concedieron en los veintiséis festejos celebrados en 2023 en Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios