10 diciembre 2019
  • Hola

La mayoría de la charanga ‘La Escala’ respalda al acusado de tangar a sus compañeros y dice que les pagó todo lo que les debía

Solo dos de los diecisiete testigos citados en la segunda sesión del juicio de la Audiencia dijeron no haber cobrado todo aún

17 jul 2019 / 07:40 H.

La mayoría de los miembros de la charanga de la que formaba parte R.S.C., sentado durante dos días consecutivos en el banquillo de la Audiencia Provincial por un delito de falsedad documental —que le acusa el fiscal— y otro de estafa —que añade la acusación particular— respaldaron este martes la versión que el acusado dio al tribunal el primer día, donde aseguró que falsificó firmas pero que todos cobraron.

Tal y como fue testigo este diario, tan solo dos de los diecisiete testigos que este martes tuvieron que declarar ante el tribunal aseguraron no haber cobrado el importe total de las actuaciones, mientras que el resto afirmó estar al corriente de pago. Eso sí, algunos reconocieron que en algunos casos cobraron “tarde y mal”, como manifestó uno de los jóvenes, y que en otros tuvieron que presionar a R.S.C. para que les abonara el importe de la actuación.

En cuanto a la forma de pago, los miembros de la asociación cultural y musical ‘La Escala’ explicaron que el acusado era el que les daba el dinero de distintas formas: en efectivo, por transferencia, nada más acabar la actuación o días después. En lo que sí coincidieron todos y cada uno de ellos es que en ningún momento firmaron documento alguno para acreditar dicho pago.

Después de escuchar a la hilera de músicos, finalmente en la sala se expusieron las conclusiones finales de las partes con una modificación: la acusación particular rebajó la petición para el acusado de 8 a 6 años por el delito de falsedad y por el de estafa, aunque mantuvo la multa de 4.200 euros y la responsabilidad civil de 123.300.

Por su parte el fiscal sostuvo su solicitud de dos años de prisión por el delito de falsedad y multa de 1.620 euros y argumentó por qué, a diferencia de la acusación particular, no ve que el acusado se apropiara del dinero de otros miembros de la charanga. “La falsedad está reconocida por el propio acusado pero creo que desde marzo de 2011 hasta principios de 2015 han pasado tres años y medio y no tiene sentido que no se les haya pagado nada, más cuando las partes tienen cierta amistad. No estando algo claro en lo Penal lo correcto es la absolución”, propuso al tribunal de la Audiencia Provincial. El juicio quedó visto para sentencia.