29 enero 2022
  • Hola

La Guardia Civil inspecciona de nuevo el coche en el que Iván sufrió el accidente

La Policía Judicial buscó ayer nuevas pruebas en el turismo, otra de las claves del caso | El Juzgado de Arévalo ha abierto diligencias para esclarecer el fallecimiento del joven

12 ene 2022 / 21:59 H.
Ver Comentarios

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil inspeccionaron ayer miércoles de nuevo el coche en el que el joven Iván Díaz sufrió el accidente previo a su desaparición en la madrugada del domingo. Ese mismo día, tras la recogida del turismo a media mañana en el kilómetro 95 de la carretera CL-610 y el posterior traslado por la grúa a un taller situado en Peñaranda, la Guardia Civil ya lo revisó cuando todo apuntaba en un principio a una salida de vía y se buscaba al conductor.

El trágico desenlace con la aparición del cadáver de Iván en la tarde del lunes en la vía del tren en el término municipal de Gimialcón (Ávila) dio un nuevo rumbo al caso por lo que la Policía Judicial regresó ayer, miércoles, a Peñaranda para realizar una inspección mucho más exhaustiva e intentar despejar los muchos interrogantes que aún están por resolver.

Por otra parte, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Arévalo (Ávila) ha abierto diligencias, como siempre que aparece un cadáver, para determinar las circunstancias del fallecimiento del joven. El juez está a la espera de recibir el atestado de la Guardia Civil, que lleva la investigación, y el informe de la autopsia que han de elaborar los forenses. De dicha autopsia, practicada el martes en el Instituto de Medicina Legal de Ávila, sólo ha trascendido hasta el momento la confirmación de la identidad del joven aunque la hora y causa de la muerte son otras de las claves que arrojarán luz sobre este suceso.

Aunque conforme a las primeras pesquisas los investigadores apuntan a una muerte accidental, o incluso el suicidio, el entorno de Iván Díaz niega dicha posibilidad teniendo en cuenta su carácter afable y alegre, su espíritu emprendedor y trabajador y los proyectos personales y laborales que tenía el chico a corto y medio plazo.

Este mismo entorno insiste en que Iván no llegó por sí mismo al sitio donde apareció su cuerpo, a unos nueve kilómetros a pie del lugar del accidente pero teniendo que ir por caminos, cruzar la autovía A-50 y la Nacional-501 así como la localidad de Gimialcón hasta la antigua estación. A ello se suman los testimonios de los vecinos del pueblo abulense que aseguran que los galgueros recorrieron la zona el domingo y no había nada ni tampoco lo vieron los trenes de pasajeros que circularon por allí hasta el lunes por la tarde.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png