28 noviembre 2022
  • Hola

Los comerciantes piden aplazar tres meses el cierre de puertas automáticas

Aesco solicita una moratoria ya que la mayoría de los negocios de Salamanca no ha adaptado los accesos a la nueva norma cuando este viernes expiró el plazo del Gobierno

01 oct 2022 / 07:44 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El plazo se esfumó este viernes. Los comercios debían tener adaptadas las puertas con cierres automáticos para conservar la temperatura interior y evitar el derroche de energía. Al menos así debería ser. La mayoría de empresarios ha optado por esperar a que se defina la norma para evitar que ocurra como en los inicios de la Ley Antitabaco en el que se hizo un gasto innecesario en mamparas que hubo que retirar. Tal y como ha podido comprobar LA GACETA en las principales vías comerciales, los únicos negocios que tienen cierres automáticos ya los tenían independientemente del decreto y en la mayoría de los casos se ha optado por la espera. En los barrios la situación es igual y con muchas más particularidades ya que hay establecimientos en los que resulta imposible aplicar un cierre automático por sus reducidas dimensiones.

Ante esta situación la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (AESCO) han pedido una moratoria razonable de al menos tres meses para que los negocios puedan cumplir con la obligatoriedad de contar con un sistema adecuado. Según los cálculos de la Confederación Española del Comercio solo un 10% de los establecimientos de todo el país han adaptado sus establecimientos a esta normativa. Según el estudio realizado por este periódico en las principales vías comerciales, solo 32 de los 165 negocios observados tenían cierres automáticos y en muchos casos permanecían bloqueados para evitar que la gente pasara de largo al ver las puertas cerradas.

Los que cumplen mayoritariamente son grandes almacenes, cadenas y supermercados, mientras que los más tradicionales mantienen un sistema manual o incluso sin puertas con cortinas de aire, situación que el decreto no aclara si está permitido. Para cerrar sus negocios, tan solo echan la trapa al finalizar la jornada. En estos casos sería necesario, según indican los comerciantes salmantinos, hacer un replanteamiento completo del local que fuera más allá de las instalaciones de las puertas.

Con la experiencia de que no se ha puesto ninguna multa por mantener encendidos los escaparates y el rechazo de la Consejería de Industria y Empleo a la norma, por el momento los comercios no temen que el incumplimiento del plazo vaya a tener consecuencias.

El presidente de AESCO, Benjamín Crespo, asegura que no conoce “ningún caso” de Salamanca que haya comenzado los trámites para el cambio de las puertas teniendo en cuenta que el decreto se va a tramitar finalmente como proyecto de ley por lo que la norma definitiva podría tener menos obligaciones para los negocios que las que comprende la legislación actual. “El sector está a la espera porque estamos en una situación delicada. Aún no nos hemos recuperado de la pandemia y la gente no puede asumir esa cantidad por su cuenta y riesgo”, incide Crespo.

Por el momento la Consejería de Industria y Empleo de la Junta de Castilla y León sí ha habilitado un plan de ayudas valorado en nueve millones de euros destinado a la instalación de puertas automáticas. Financiará el 100% de estas instalaciones hasta un máximo de 5.000 euros con fondos procedentes de Europa.

Sin embargo, los comerciantes son reacios hasta que lleguen esas ayudas no hacer ningún cambio. A nivel nacional tampoco se ha concretado nada y por ello se ha solicitado desde la patronal nacional a que se dé tiempo a las comunidades para que paguen las ayudas prometidas.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png