Borrar
Encinas en una finca salmantina.
La 'alergia salmantina' remite después causar estragos

La 'alergia salmantina' remite después causar estragos

Se alcanzaron picos de 1.260 granos por metro cúbico, pero ha decaído y da un respiro a los pacientes sensibilizados

Javier Hernández

Salamanca

Martes, 21 de mayo 2024, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La 'alergia salmantina' -la que provoca una planta tan de la tierra como es la encina- ha causado estragos durante la primera mitad de mes, pero desde el pasado 13 de mayo ha empezado a remitir y está dando un respiro a los pacientes sensibilizados.

El Hospital de Salamanca se ha propuesto estudiar a fondo el polen de las encinas (Quercus ilex) porque se trata de un árbol que abunda en la provincia y que cada vez afecta a más personas. «Pacientes sensibilizados al Quercus pueden ser ya el 30% de los que vienen a las consultas del Hospital por algún tipo de alergia. Uno de cada tres es un porcentaje muy importante», destaca el jefe de Alergología, Ignacio Dávila, también presidente de la Sociedad Española de Alergología.

El recuento de pólenes en Salamanca de los últimos meses refleja que durante marzo y abril ha sido el plátano el que ha puesto en puros a los alérgicos de la provincia, con picos de hasta 586 granos por metro cúbico. Sin embargo, a comienzos de mayo empezó a crecer la incidencia del Quercus, llegando a los 1.260 gramos por metro cúbico en la segunda semana del mes, y un acumulado que supera los 8.000 granos.

«Es normal que haya gente que lo haya pasado mal porque eran concentraciones bastantes altas», apuntan desde el Hospital.

Aunque los árboles que generan este tipo de polen abundan en la sierra y en la dehesa, «los granos llegan de sobra hasta la ciudad». De hecho, la estación de recuento de pólenes que utiliza la Sociedad Española de Alergología está en la plaza del Mercado y los niveles que ha percibido han sido espectaculares.

El quercus cobra cada vez más protagonismo en zonas de Extremadura y Madrid -además de Salamanca- y una de la dudas que genera entre los expertos es «si produce más o menos asma, porque los síntomas se confunden».

Afortunadamente para este tipo de alérgicos, la concentración de pólenes se ha desplomado desde el 14 de mayo y la intensidad del resto de pólenes es baja, pero no durará mucho tiempo.

Ignacio Dávila recuerda que «la temporada del olivo todavía no ha empezado, por lo que la cosa tendría que ir a peor», estima.

El perfil de pacientes que está atendiendo Alergología durante las últimas semanas es el de personas con síntomas con gramíneas y el plantago, además de los sensibilizados al Quercus.

También se están reportando muchos casos de pacientes con tos persistente que coincide con un incremento de la incidencia de la tosferina, aunque las pruebas no lo han confirmado: «Hay una epidemia de tos, pero hemos pedido pruebas para tosferina y no nos han salido resultados positivos», señalan desde Alergología.

Diagnóstico molecular

El equipo de Alergología del Hospital de Salamanca viene realizando el «diagnóstico molecular de los alérgenos a los que un paciente está sensibilizado, no a la fuente alergénica, sino a las proteínas sensibilizadas». Estas técnicas permiten diagnósticos mucho más precisos porque también descarta alergias cruzadas entre pólenes. «El diagnóstico molecular está avanzando la inmunoterapia molecular, que ya empieza a usarse en la alternaria, las cupresáceas y que permite vacunarte con la proteína a la que estás sensibilizado», resumen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios