30 junio 2022
  • Hola

Las pocas orejas en lo que va de siglo de los toreros salmantinos en la Feria de Abril

Javier Castaño fue el último que toreó en la Feria de Abril | Javier Valverde, con dos orejas, y López Chaves, con una, los únicos que tocaron pelo

29 abr 2022 / 08:39 H.
Ver Comentarios

La última oreja que se concedió a un matador de toros salmantino en La Maestranza la paseó Javier Valverde tras estoquear a su primer toro de Miura en la Feria de Abril de 2008. Dos años antes, el propio Valverde y López Chaves habían logrado una cada uno de Capotero, otro astado de Miura, y de Barquero, de Celestino Cuadri, respectivamente.

Ni antes ni después volvió a haber triunfos charros en lo que va de siglo en el coso del Paseo de Colón. Tres en las veinte ferias de abril que se han celebrado en Sevilla en lo que va de siglo (en 2020 no hubo por el coronavirus y el mismo motivo obligó a trasladar la de 2021 al ciclo de San Miguel).

En todo este tiempo fueron 24 tardes con protagonismo charro en lo que a matadores de toros se refiere en la cita estelar de la temporada en el coso maestrante. De todas ellas, los que más presencia tuvieron fueron Javier Castaño y Javier Valverde, con seis paseíllos cada uno de ellos.

Fue Castaño, de todos los salmantinos en lo que va de siglo, el que primero compareció en este escenario, el 4 de mayo de 2001, apenas un mes y tres días depués de su alternativa en San Sebastián y en la que era su tercera corrida de toros, en la que se enfrentó a un encierro de Guardiola Fantoni con el que fue ovacionado. Repitió al año siguiente con una de Cebada Gago y ya no volvió a comparecer hasta diez años después para firmar sus momentos más álgidos e intensos, aún sin llegar a cortar orejas: una memorable faena a un toro de Cuadri (2012), una tarde estelar con miuras en la que incluso llegó a perder al menos dos orejas, una de cada toro, que cambió por una clamorosa vuelta al ruedo; y la histórica reaparición apenas diecinueve días después de tumbar un cáncer (2016). Aquella tarde la plaza se rindió a su heroica hazaña de superación, lidió con gran solvencia la corrida del mítico hierro, la mató con autoridad, salió con el premio a la mejor estocada del serial y la empresa le premió con el olvido de no volverlo a anunciar jamás.

El propio Valverde cuajó una faena de gran autoridad a un peligroso y arisco toro de Palha (2005), tras estoquear un toro de esta misma ganadería dio una vuelta al ruedo López Chaves en 2007; y Juan del Álamo protagonizó una gran faena con un cuatreño de Montalvo la tarde de su presentación como matador de toros en La Maestranza. A todos ellos la espada la jugó una pasada y con ella se esfumaron triunfos legítimos que se dejaron escapar en el último suspiro.

Si Valverde, con cinco ferias seguidas (2005-2009) fue el que más triunfó, tambien fue el que cayó herido. Su segundo Miura en esta plaza (2006) le hirió tras haber cortado una oreja a su primero.

De todas las ferias en este tiempo, la de 2006 y la de 2007 fueron las de mayor presencia salmantina, con cuatro toreros cada una anunciados en su cartelería. Gallo y Capea debutaron el mismo día el 27 de abril de 2006 con toros de Alcurrucén y repitieron en la feria siguiente con el encierro salmantino de Puerto de San Lorenzo. Imperaron los silencios en esas dos primeras apariciones. De aquella feria de 2001 a 2009 siempre hubo al menos un diestro salmantino en la Feria de Abril. También lo hubo de 2012 a 2014. Y de ahí a la actuación de Javier Castaño en 2016 que es la última referencia con nombres charros en la feria que más categoría da a los toreros.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png