28 junio 2022
  • Hola

Capea firma una tarde gloriosa en Guijuelo

El Niño de la Capea cuaja una fantástica faena al astado que abrió el festejo en la villa chacinera en la que celebra el medio siglo de su histórica alternativa. Y al cuarto le firma una faena prodigiosa solo embarrada con la espada. Paseó otro trofeo.

20 jun 2022 / 00:27 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Tres orejas y un rabo. Ese fue el balance de la tarde en la que El niño de la Capea celebró el medio siglo de su alternativa. Una tarde gloriosa en la que demostró por qué fue una de las grandes figuras del toreo del siglo pasado. Mantiene a tres meses de cumplir los 70 años, su esencia y conserva su raza y amor propio.

Cinco tandas en plena efervescencia. El Niño de la Capea cuajó a placer al primer toro de la tarde en Guijuelo, donde celebra los fastos del cincuenta aniversario de su alternativa en BIlbao (19 de junio de 1972). El maestro, vestido de un impecable terno de estreno azul marino y oro, cuajó con autoridad, mando y temple a Penumbrito, número 56 con el hierro de Carmen Lorenzo, en una faena en el tercio en el que saboreó la dulzura de una nobilísima embestida de su oponente. Faena justa, medida, de cinco tandas, la del ecuador con la mano izquierda, con el más puro estilo Capea y adornos, remates y registros de la personalidad que cautivó en su etapa en activo.

Con el cuarto firmó una preciosa faena, de nuevo presididla por el sentido del temple y por el gusto en su interpretación, unido a una actitud encomiable y la decisión de quien se sabe con el sabor del toreo eterno. Capea le puso la pasión que no le ponen los toreros actuales y así reivindicó un toreo que ya no se estila. Lo cuajó a lo grande con gran asiento de planta a un toro de más volumen y cuajo, de abrochadas defensas y un pozo casi inagotable de nobleza. A medida que iba avanzando la faena se iba reposando cada vez más. Se gustaba con unos tendidos apasionados y entregados a un toreo de pulso y oro. Basó la faena por la diestra, erguido, asentado, y a la vez asentado y muy valiente. Desatado. Un desarme no fue óbice de nada. Y de ahí salió más arrebatado y más templado a la vez para terminar cuajando al toro con la mano izquierda. Solo la espada se le atrancó al final, y aún así paseó la oreja entre el clamor y una plaza entregada sin reservas.

Al finalizar el festejo, los nietos del Niño de la Capea le cortaron la coleta poniendo fin a su histórica y legendaria carrera en los ruedos, desde que tomara la alternativa en 1972 y pusiera broche en Guijuelo con su penúltima lección. Tras este pasaje, toreros como Julian López ‘El Juli’, López Chaves, Javier Conde, el ‘Cordobés’, David Lugullano, José Garrido, Matias Tejela o los propios Pedro Gutierrez ‘El Capea’ y Miguel Ángel Perera, entre otros saltaron al ruedo para sacar en hombros al maestro por la puerta grande.

Con casi lleno en los tendidos, casi 3.000 espectadores, y tarde entoldada, completan el cartel Miguel Ángel Perera y El Capea, y ambos cortaron las cuatro orejas de sus dos oponentes, todos de un excelente y muy noble encierro de la ganadería de Carmen Lorenzo y El Capea.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png