11 diciembre 2019
  • Hola

El remedio casero para arreglar las abolladuras y golpes del coche

El agua caliente puede ser un gran aliado para hacer estas reparaciones de forma fácil y barata

17 oct 2019 / 17:34 H.

Es uno de los disgustos más habituales que se lleva un conductor. En ocasiones somos nosotros los culpables por la torpeza a la hora de aparcar, por ejemplo, pero también puede ser responsabilidad de terceros que a veces te dejan el ‘regalito’ y huyen sin identificarse. Hablamos de las abolladuras y golpes en el coche. Un quebradero de cabeza que se agranda teniendo en cuenta los prohibitivos precios que tienen las reparaciones de chapa y pintura.

En el caso de que la chapa del vehículo o el paragolpes de plástico presente alguna abolladura superficial no es estrictamente necesario pasar por el taller para su reparación. Existe un truco casero que permite arreglarla sin grandes gastos ni necesidad de ser un magnífico manitas; tan solo se necesita agua hirviendo, un poco de maña y algo de fuerza.

La operación consiste en verte agua muy caliente sobre la zona abollada y, si se puede acceder por la parte anterior -por ejemplo, en un punto cercano al paso de rueda-, se debe ejercer presión hacia fuera, en dirección contraria al bollo, para volver la chapa a su sitio original.

Si ésta opción no es posible, bastará con dar unos golpecitos o utilizar una ventosa que ayude a extraer el área dañada. En cualquier caso, hay que señalar que los rasguños o rayadas existentes no se eliminarán. Asimismo, es importante realizar este truco con guantes para proteger las manos de posibles quemaduras.

Algunos tutoriales también recomiendan verter agua muy fría justo después de haber echado la caliente con el objetivo de conseguir un cambio de temperatura que contraiga el metal de manera que facilite su recuperación al estado original. Una vez hecho esto, el procedimiento es el mismo.

Cabe decir que es conveniente ser cauteloso con este método casero porque en algunos casos se puede dañar el color de la carrocería.