24 octubre 2021
  • Hola

Tres años de cárcel para ‘El Dúa’ por los 66 kilos de ‘maría’ hallados en su chalé

La Audiencia acogió este miércoles la ratificación del delincuente con la pena acordada entre el fiscal y su abogado por un delito de tráfico de drogas

13 oct 2021 / 21:36 H.

E.G.R., ‘El Dúa’, ha aceptado una condena de tres años de prisión y el pago de 92.844 euros de multa por un delito de tráfico de drogas, con la agravante de reincidencia y la atenuante de toxicomanía, por los 66 kilos de marihuana hallados a finales de 2018 en su chalé de La Rad.

El conocidísimo delincuente, hijo de Amancio García Carro ‘El Rubio’, se enfrentaba inicialmente a una solicitud de once años de prisión que le pedía el fiscal y más de un millón de euros de multa por tres delitos: tráfico de drogas, depósito de armas de fuego y blanqueo de capitales. Sin embargo, según ha podido saber LA GACETA, las partes firmaron recientemente un acuerdo por el que se le aplicó la atenuante de toxicomanía respecto al primer delito y se retiraron contra él las acusaciones respecto a los otros dos por no haber pruebass suficientes de ninguno de ellos, lo que ha rebajado a casi la cuarta parte la pena solicitada.

El resto de acusados en este procedimiento se han conformado igualmente con las penas solicitadas y que son concretamente de un año y once meses de prisión en el caso de A.S.G., T.A.B., F.S.G., M.S.G., J.S.G. y O.S.H. como cómplices del delito de tráfico de drogas; de dos años de prisión en el caso de J.A.M. y de la mujer M.L.M.Z por el delito de depósito de armas de fuego; y de un año y once meses de prisión para esta última, M.L.M.Z., y también para J.A.L.S.

Respecto a la responsabilidad civil, A.S.G., T.A.B., F.S.G., M.S.G., J.S.G., O.S.H. y M.A.A.M. se han comprometido igualmente a abonar una multa de 92.844 euros cada uno, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un mes. El acuerdo, firmado tiempo atrás entre las partes, fue ratificado ayer por la mañana en la Audiencia Provincial de Salamanca por los acusados, lo que motivó un amplio despliegue policial en la sede judicial para evitar posibles incidentes e incluso la fuga de alguno de ellos.

Absuelto por falta de pruebas en su último juicio. ‘El Dúa’ tuvo su último contacto con la justicia el pasado mes de junio, cuando se dictó sentencia absolutoria contra él por el robo de marihuana en Aldearrodrigo en el año 2018. La sentencia recogía en este caso que no había pruebas de cargo, pues los testigos no reconocen a los ladrones al ir encapuchados. El fiscal pedía para él seis años y medio de prisión.

Drogas, armas, y otros efectos intervenidos en la operación. | guardia civil
Drogas, armas, y otros efectos intervenidos en la operación. | guardia civil

Entre otros puntos el fiscal recogía en su escrito de calificación provisional que E.G.R. se dedicaba desde al menos el verano de 2018 al tráfico de hachís. Para ello se valió de un móvil que estaba a nombre de su pareja con el que realizó gestiones para comprar una máquina industrial para limpiar cogollos de ‘maría’ por unos 4.000 euros.

Desde el 25 de octubre de ese año, inició además otra operación de tráfico de drogas mediante contactos telefónicos para lo que usaba otro móvil. Así y a raíz de la intervención del último teléfono, se detectaron conversaciones en las que concertaba una cita para el 30 de octubre cerca de su casa, en la calle Mayor de Chamberí, para ir a un chalé de La Rad (Galindo y Perahuy), segunda residencia de E.G.R. y su pareja, en el que se procedería a la venta de la ‘maría’.

En la fecha acordada y a las 9.35 horas, E.G.R. se reunió con parte de los acusados en la calle Mayor de Chamberí. Y dos horas después, todos fueron hasta el chalé de La Rad, donde mientras realizaban la venta de drogas, la Guardia Civil llevó a cabo la operación policial. Los agentes hallaron en el chalé cogollos de cannabis, ya procesados y listos para su transporte y venta, a fin de ser adquiridos por otros de los acusados que luego los revenderían a los consumidores finales.

Otra parte de los acusados hacían de intermediarios en la operación y todos ellos colaboraban en la manipulación de la droga. De hecho, cuando los agentes les sorprendieron, algunos de ellos extraían los cogollos de bolsas herméticas y los introducían en bolsas al vacío que camuflaban con prendas de vestir para así transportarlos.

Durante el registro en el chalé, los agentes ocuparon el alijo de 66,6 kilos de cannabis y útiles para su manipulación y envasado y 55 cartuchos del calibre 9 mm.

Además, en casa de dos de los acusados, habitualmente frecuentada por E.G.R., se ocuparon dos rifles y tres pistolas. Y en el registro en casa de otro acusado se ocupó una máquina eléctrica peladora del cannabis.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png