18 octubre 2021
  • Hola

Padre e hijo a juicio por una riña que acabó a ‘cinturonazos’ con la Policía

Los agentes acudieron a una casa del paseo el Rollo alertados de la refriega y los acusados se enfrentaron a ellos cuando intentaban separarles

13 oct 2021 / 06:42 H.

El Juzgado de lo Penal número Uno de Salamanca ha señalado para este miércoles, a partir de las 9.15 horas, el juicio contra dos de los cinco detenidos hace un año con motivo de una acalorada riña familiar en un domicilio del paseo del Rollo. Ambos, padre e hijo, se sentarán en el banquillo de acusados para responder de los hechos como consecuencia de los que dos policías resultaron lesionados, una agente por un puñetazo en una ceja y su compañero al recibir un golpe con un cinturón en una muñeca.

El fiscal acusa a C.R.C.C. y S.M.C.C. de un delito de atentado a los agentes de la autoridad en concurso con un delito leve de lesiones -en el caso de C.R.C.C.- y de otro de maltrato de obra -en el caso de S.M.C.C.-. y solicita para cada uno de ellos una pena de un año y seis meses de prisión. Además, al primero le pide el pago de 300 euros de multa y al segundo 600 euros, además de una indemnización de 80 euros por las lesiones al agente que recibió el ‘cinturonazo’.

Por su parte, la acusación particular, en representación de este policía, solicita una pena de dos años y medio de prisión para S.M.C.C. por el delito de atentado y el pago de 1.080 euros de multa por un delito leve de lesiones, así como una indemnización al agente de 200 euros.

Según recoge el fiscal en su escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso LA GACETA, los hechos se remontan al 11 de octubre del pasado año. Sobre las 20.00 horas, C.R.C.C. -sin antecedentes penales- y S.M.C.C. -condenado en dos ocasiones anteriores por delitos contra la seguridad vial- se encontraban en su domicilio del paseo del Rollo, donde estaba teniendo lugar una reyerta entre varias personas.

El enfrentamiento desencadenó que agentes de la Policía Local, que se encontraban de servicio y debidamente uniformados, se introdujeron en la vivienda, cuya puerta se encontraba abierta y después de que una mujer desde su interior les invitara mediante gestos a entrar. En ese momento, observaron a dos personas forcejeando entre sí. Los dos estaban sangrando por el rostro, de manera que los agentes intentaron separarlos, siendo entonces cuando, de forma inesperada y agresiva, uno de ellos, C.R.C.C., propinó un puñetazo en la ceja derecha a una policía.

Por su parte el otro acusado, S.M.C.C., padre del anterior, en vista de que los agentes procedían a detener a su hijo, comenzó a protestar airadamente por lo que fue sacado al exterior de la vivienda por los policías , llegando a sacarse el cinturón del pantalón con el que golpeó a otro agente en la muñeca izquierda.

Reducidos y detenidos, los acusados continuaron insultando a los policías, mostrando una inusitada y violenta resistencia activa, llegando a oponerse a ser esposados por los agentes, quienes durante toda la intervención recibieron patadas y golpes hasta que finalmente les trasladaron a dependencias policiales.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png