04 diciembre 2021
  • Hola

Los indigentes acusados de dejar sin bazo a otro de una paliza en Salamanca lo niegan pero la víctima les reconoce sin dudar

Los hechos tuvieron lugar en la plaza Julián Sánchez El Charro

26 nov 2021 / 16:04 H.

Dos indigentes, R.F.V. y R.A.T., se han sentado en la mañana de este viernes en el banquillo de acusados de la Audiencia Provincial de Salamanca por presuntamente agredir a otro varón, al que, según indica el Ministerio Fiscal, propinaron una brutal paliza que le dejó gravísimas lesiones, entre ellas la pérdida del bazo.

Los dos acusados han manifestado que conocían a la víctima de reunirse en la plaza de Julián Sánchez El Charro, donde precisamente tuvieron lugar los hechos, en la madrugada del 22 de septiembre de 2020. Los dos acusados han reconocido que tuvieron enfrentamientos previos con la víctima, pero siempre de carácter verbal. Así, en sus respectivos relatos, han asegurado que no tuvieron ningún tipo de implicación en la agresión y que esa noche ambos se fueron temprano de la citada plaza salmantina.

Sin embargo, la víctima señaló a ambos y dijo que sobre la 01.00 de la madrugada los dos varones -junto a una mujer y un tercero no procesados- le sorprendieron cuando estaba en los soportales y le pegaron dos puñetazos que le hicieron caer al suelo y posteriormente una patada. Luego huyeron del lugar y no fue hasta minutos después cuando el agredido pudo dar aviso a los servicios de emergencia.

Como consecuencia de la agresión, pasó 16 días ingresado, tuvieron que extirparle el bazo y sufrió lesiones en un ojo, entre otras.

Por estos hechos el fiscal acusa a los dos varones de un delito de lesiones agravadas con pérdida de órgano por el que pide para uno de ellos una pena de tres años de prisión, que en el caso del otro eleva a cinco años por contar con antecedentes penales por lesiones. Además les solicita el pago de 4.130 euros en concepto de lesiones y 13.000 euros por las secuelas.

Aunque no hay testigos de lo ocurrido, el fiscal ha manifestado en sus conclusiones que la versión de la víctima es suficiente para inculpar al considerar que no ha entrado en contradicciones y que ha reconocido en el juicio a los acusados “sin lugar a dudas”. Por su parte, el letrado y letrada de la defensa piden la absolución de sus clientes al considerar que no existen pruebas que rompan el principio de presunción de inocencia y que el relato de la víctima no es creíble, pues inicialmente en instrucción dijo que desconocía quién lo había hecho y semanas después apuntaba a los acusados con todo tipo de detalles.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png