Borrar
Vehículo policial con motivo de otro altercado en la calle Sorias de la ciudad. ARCHIVO
La falta de testigos obliga a suspender el juicio al acusado de esgrimir un 'bolomachete' en pleno centro de Salamanca

La falta de testigos obliga a suspender el juicio al acusado de esgrimir un 'bolomachete' en pleno centro de Salamanca

La Fiscalía acusa a M.S.R. de un delito de daños con la atenuante de embriaguez y la agravante de reincidencia. Le pide 1.890 euros de multa y el mismo importe de indemnización al Ayuntamiento

M. C.

SALAMANCA

Martes, 2 de abril 2024, 10:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La falta de varios testigos ha obligado a suspender la vista oral que el Juzgado de lo Penal número Uno de Salamanca había señalado contra M.S.R., el varón detenido en San Valentín de 2023 cuando iba bebido y empuñando un machete de grandes dimensiones al tiempo que amenazaba con matar a varios porteros de una discoteca de la ciudad.

Se trata en concreto de los policías citados que por motivos que se desconocen no han comparecido a juicio, lo que ha motivado la suspensión del juicio que deberá ser señalado para fechas próximas.

Según recoge la Fiscalía en su calificación provisional, sobre las 22:00 horas del 14 de febrero del año pasado, M.S.R. iba caminando por la calle Sorias de la ciudad de Salamanca, portando consigo un 'bolomachete' con empuñadura de madera - un enorme cuchillo utilizado habitualmente en la selva para despejar vegetación o cortar caña de azúcar- , el cual no tiene la consideración de arma prohibida a los efectos del reglamento de Armas, precisa el fiscal, pese a ser considerado el arma fetiche de las bandas juveniles.

El acusado generó entonces con su conducta la alarma entre los viandantes, los cuales dieron aviso inmediato de su presencia a la Policía.

Tras personar en el lugar de los hechos una dotación de la Policía Local, sus integrantes se entrevistaron con el acusado, logrando intervenirle el 'bolomachete'. Además, tras manifestar a los agentes que su intención era atemorizar con él a los porteros de cierta discoteca, procedieron a su detención.

Los policías lo introdujeron entonces en el vehículo oficial, donde el acusado, movido por el ánimo de menoscabar la propiedad ajena, propinó varias patadas en el interior del habitáculo hasta desencajar y causar daños en le puerta derecha del mismo.

La reparación de la puerta del vehículo policial, propiedad del Ayuntamiento de Salamanca, asciende a la cantidad de 1.890 euros.

En el examen médico hospitalario llevado a cabo al acusado tras su arresto, este presentaba «heteroagresividad», señala el fiscal, con conductas violentas extremas y se encontraba además bajo los efectos del alcohol.

Los hechos son constitutivos para el fiscal de un delito de daños, con la concurrencia de la atenuante analógica de embriaguez y la agravante de reincidencia, por el que pide que se le imponga una pena de nueve meses de multa con una cuota diaria de 7 euros (1.890 euros). Le reclama además, el pago del mismo importe, 1.890 euros, en concepto de indemnización al Ayuntamiento, cantidad a la que asciende la reparación de los desperfectos ocasionados en el vehículo oficial de la Policía Local.

Señala la Fiscalía que M.S.R. había sido condenado por otro delito de daños el 29 de marzo de 2022.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios