31 marzo 2020
  • Hola

El fiscal rebaja de 17 a 7 años la petición de pena contra los hermanos Matalaburra por su adicción a la drogas y tras asumir los hechos ante el tribunal

Están acusados de saldar una deuda pendiente con un navajazo a un vecino de Villamayor y por las drogas y armas localizadas en sus domicilios

26 sep 2019 / 11:48 H.

El juicio contra los hermanos Matalaburra que ha acogido la Audiencia Provincial de Salamanca en la mañana de este jueves ha quedado visto para sentencia con una rebaja del fiscal de 17 a 7 años de prisión contra ambos acusados, al tener en cuenta su adicción a las drogas y el hecho de haber reconocido ambos su autoría.

En el interrogatorio, J.M.M. ha reconocido que el 13 de mayo de 2017 ambos fueron a Villamayor y se encontraron con la víctima, un vecino de la localidad, con el que discutieron “por motivos personales” y acabó clavándole una navaja aunque, señaló, no recuerda ni siquiera donde se la clavó. Tras ello, ha señalado: “Me marché, se marchó y se acabó”.

Su hermano, D.M.M., ha coincidido en que la discusión no fue por otra cosa que “por motivos personales” y reconoce que durante la misma él sacó su pistola y realizó dos disparos, aunque nunca, dijo, con intención de hacerle daño, sino que fueron “al aire, intimidatorios”. Según manifestó además: “No recuerdo haberle amenazado, simplemente nos liamos”.

La víctima, que llegó procedente de la cárcel donde se encuentra interno, declaró tras un biombo, incidiendo de nuevo desde el principio en que la discusión fue por “motivos personales” y tras la misma se fue a casa de su abuela, donde su tía -que es enfermera- le curó de las heridas. Dijo que si no acudió al hospital ni a ningún centro de salud para que le curasen fue “por temor “.

Señaló además al tribunal que si le piden disculpas los acusados las aceptará “claro“, dijo y añadió: “Pero no quiero tener ningún tipo de relación con esas personas “.

Respecto a las drogas que se encontraron en casa de los acusados, ambos han reconocido que eran suyas pero han dicho que las tienen para consumo propio porque son toxicómanos desde hace al menos cinco años. Sobre la pistola que aparecieron ocultas en el trastero de D.M.M., también ha enseñado que le pertenecía y que con la misma efectuó los disparos en Villamayor.

Así las cosas el juicio ha quedado visto para sentencia con la rebaja del fiscal al entender que en ambos casos concurre la atenuante de toxicomanía, además de tener en cuenta el reconocimiento de los hechos por parte de ambos.