Borrar
Fotografía de las dos fachadas que se encuentran en la ciudad de Gifu
La réplica de la fachada de la Universidad que está en el Pacífico a 10.647 kilómetros Salamanca

La réplica de la fachada de la Universidad que está en el Pacífico a 10.647 kilómetros Salamanca

En esta recóndita localidad se pueden encontrar cuatro réplicas de obras pertenecientes al patrimonio salmantino

La Gaceta

Viernes, 5 de julio 2024, 11:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En la isla de Honshu se encuentra una de las ciudades industriales más características de Japón, la ciudad de Gifu, donde podemos encontrar cuatro réplicas de obras pertenecientes a nuestro patrimonio local. La fachada de la Universidad, (de 8x5m) dos pórticos de la Catedral nueva (6x4m) y una reproducción del órgano de la Catedral, cuya restauración fue promovida por la emperadora Michiko, cuyo país aportó 21 millones de pesetas. Esta restauración duraría 3 años y se le encargó al maestro japonés Tsuji de Gifu. Resultado de la restauración fue que en Gifu se decidiera construir un órgano similar en el auditorio de música de la ciudad, y que, posteriormente, recibiría el nombre de «Salamanca Hall».

Las reconstrucciones de la cara principal de la fachada y de ambos pórticos de la Catedral se realizaron en Salamanca durante los años 1993 y 1996, talladas en piedra de Villamayor y en cuya labor se implicaron ocho salmantinos y dirigidos por los hermanos Sanchón Diego. Como no, se encontraron varios problemas a la hora de tratar los detalles que hacen las delicias a quienes observan la fachada en el patio de escuelas de nuestra ciudad. Teniendo en cuenta que el país nipón cuenta en su mayoría con ciudadanos budistas y sintoístas, debían de reemplazar imágenes como el niño Jesús del nacimiento, que se convirtió en un bodegón. La Adoración pasó a ser un cántaro de agua, el escudo de los Reyes Católicos, un sol naciente, y los santos que aparecen fueron transformados en músicos con arpas, laúdes y panderos.

Una vez realizados todos los cambios pertinentes para no herir sensibilidades de ningún tipo, surgió el tema de cómo llevar 50 toneladas hasta la ciudad de Gifu, que la separan de Villamayor por 10.647km.

Newsletter

Salieron desde Villamayor en fragmentos numerados para su posterior montaje en varios camiones con destino Valencia, donde un barco transportaría las obras hasta la ciudad japonesa. Tras una travesía por el océano índico, las obras llegaron a la perfección y se inició su montaje, que duró más de seis meses.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios