Borrar
Los maestros Alberto y Mario Herraez, los dos gemelos salmantinos de 29 años que triunfan como consultores de innovación educativa. ALMEIDA
Los dos gemelos salmantinos premiados entre los mejores profesores del mundo

Los dos gemelos salmantinos premiados entre los mejores profesores del mundo

Los maestros Alberto y Mario Herraez, los dos gemelos salmantinos de 29 años que triunfan como consultores de innovación educativa. almeida

Domingo, 13 de noviembre 2022, 14:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No tienen miedo, tampoco vergüenza, y no ponen límites al aula. Para explicarles a sus alumnos de primero de Primaria las diferentes casas del mundo, contactaron durante la clase a través de videoconferencia con personas residentes en Rusia, una tribu de Kenia, Australia, Sri Lanka y un pueblecito de Bélgica, que enseñaron sus casas durante la clase. Para analizar los ecosistemas en ciencias, conectaron durante la lección con un ranger de Yellowstone, quien les fue enseñando todo el parque nacional estadounidense sin que los niños se levantasen de su pupitre

. Para profundizar en el mismo tema, acordaron con los padres y el resto del profesorado que los estudiantes adoptasen un elefante de un santuario de Tennessee, al que podían hacer seguimiento a través de una webcam y que se convirtió en la mascota de la clase. Esas prácticas, poco convencionales, comenzaron a llamar la atención de la comunidad educativa de Utah (Estados Unidos), donde se encontraban realizando prácticas como maestros tras recibir una beca. “Para nosotros, habría sido más fácil abrir el libro y simplemente haber explicado el temario. Las ideas de cómo llevar la teoría a la práctica es lo que nos diferencia. La teoría la sabemos todos”. Esa es la clave, en sus propias palabras, del éxito de los dos jóvenes salmantinos que han triunfado en EEUU con su innovador sistema pedagógico y que, como consultores de innovación educativa, ahora recorren el mundo transformando colegios, universidades y también empresas. Desde que en 2019 fueron reconocidos en Utah, donde llegaron como docentes en prácticas, por su labor como profesores, Alberto y Mario Herraez, dos gemelos de 29 años, no dejan de recoger premios. Este año han sido incluidos entre los 75 educadores más influyentes del mundo, según ISC, un grupo de análisis estadístico basado en Reino Unido, y entre los veinte líderes emergentes en el área de la tecnología educativa del planeta, un ránking que elabora la Sociedad Internacional de Tecnología en la Educación (ISTE).

“Mis alumnos estaban estudiando el espacio en sexto curso y me empezaron a hacer preguntas sobre agujeros negros y otros conceptos. Les dije no tengo ni idea, pero sí sé de alguien. Contactamos con un astrofísico que trabajaba en el telescopio Hubble y le inflaron a preguntas durante una hora”. Es el ejemplo que les viene a la cabeza para explicar el “salto” que ellos promueven en las aulas. “Es un cambio de mentalidad que pasa por reconocer que yo no soy el que más sabe, algo que cuesta mucho hacer”, explica Mario. “Se tiene miedo a salir fuera, porque es una responsabilidad más para el profesor, y también a la tecnología. Es muy difícil para algunos maestros cambiar el ‘chip’ de soy la persona que más sabe”, comentan estos dos inquietos hermanos que, durante su etapa escolar, no se caracterizaron precisamente por ser muy buenos estudiantes. Precisamente por ese motivo, sus padres decidieron matricular en la Universidad de Valladolid, en la ciudad donde entonces residían, y no permitirles hacerlo en la de Salamanca porque “sino no íbamos a aprobar ni una”.

Tras acabar el grado en Educación Primaria, querían vivir fuera de España. “La vida es como un libro y si te quedas en un país, solo lees una página”: es su filosofía. Así que solicitaron una beca que les llevó al otro lado del Atlántico. “Para pedirla, me tuve que pirar una clase”, reconoce uno de los Herraez. Como alumnos, suspendían sí: hasta tres asignaturas en 3º de la ESO. Pero, a final de curso, siempre aprobaban todas. Estaba claro que el sistema pedagógico tradicional no era lo suyo. “Éramos supercuriosos y muy movidos, y nos dimos cuenta de que como estudiantes nuestras necesidades no estaban siendo cubiertas por el sistema educativo español”, apuntan. Así que cuando llegaron a Utah para dar clases en colegios, implantaron su propio método. Y gustó. Tanto que en 2019 fundaron su propia marca educativa, eTwinz. Bajo ella, como consultores, se dedican ahora a transformar los sistemas docentes de aquellos centros que se lo solicitan y a asesorarles durante su implantación. Su conocimiento de la tecnología y el hecho de ser gemelos, les ha ayudado como influencers, reconocen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios