14 agosto 2022
  • Hola

Los ayuntamientos salmantinos reducen a un tercio su deuda en una década

En 2012 debían 186,5 millones, 537€ por habitante, y ahora la han bajado a 59 millones, 180€ por vecino

02 jul 2022 / 20:02 H.

Los ayuntamientos salmantinos han continuado reduciendo su deuda con las entidades financieras, también en pandemia. Al igual que ocurriera en 2020, en 2021 los consistorios han seguido apostando por disminuir su dependencia de los bancos a pesar de los condicionantes que ha tenido el coronavirus y su impacto en las políticas públicas.

Un esfuerzo que ha permitido colocar el nivel de deuda municipal en niveles que hacía tiempo no se veían. Las entidades locales solo deben 59 millones de euros, una tercera parte en comparación con lo que adeudaban en 2012.

El último informe del Ministerio de Hacienda hace referencia a la deuda a 31 de diciembre de 2021 que tenían los ayuntamientos. Los salmantinos, a esa fecha, sumaban en préstamos 59 millones de euros, lo que supone un nuevo descenso en comparación con un año antes, cuando había 62,5 millones. El esfuerzo respecto a 2012, el año con un mayor nivel de endeudamiento de las entidades locales, resulta evidente. Entonces alcanzaron los 186,5 millones de euros, tres veces más que ahora.

El elevado endeudamiento de los ayuntamientos en Salamanca y en el conjunto de España hace unos años reflejaba una gran dependencia de los créditos con los bancos, 537 euros por habitante en 2012, una tendencia a la que se quiso poner freno. El Gobierno de Rajoy restringió casi cualquier posibilidad de que las entidades locales contrataran nuevos préstamos, salvo casos puntuales.

A partir de 2014, el Ejecutivo comenzó a flexibilizar las restricciones, aunque ha sido con la irrupción del coronavirus cuando estas limitaciones prácticamente han desaparecido. Pese a ello, la tónica descendente se ha mantenido, aunque haya sido a un ritmo más lento, lo que ha situado la deuda por vecino en 180 euros de media.

La mejoría es generalizada

Hace una década 128 de los 362 ayuntamientos de la provincia tenían deudas con los bancos. Ahora, sin embargo, solo son 60, menos de la mitad. Además, la mejora de la situación crediticia de las localidades salmantinas se debe a que no han sido amortizaciones aisladas, sino una tendencia general.

La prueba es que únicamente el Ayuntamiento de Guijuelo ha aumentado la cuantía concedida en préstamos en 2021. El resto han reflejado descensos o se han mantenido. El que más ha reducido, como es lógico, es el Ayuntamiento de Salamanca. Acabó 2020 con 47,8 millones de euros, mientras que 2021 lo hizo con 44,6 millones. Peñaranda, Béjar, Villarino de los Aires, Vitigudino, Santa Marta, Terradillos o Alba de Tormes también han pegado un buen “mordisco” a su deuda.

La apuesta por la reducción de los créditos con las entidades financieras es una medida con resultados inmediatos. Por un lado se disminuye la cuantía de los intereses que han de pagar los ayuntamientos, desapareciendo en los casos en los que se amortiza por completo el préstamo. Además, también suele acortarse el periodo de amortización. En ambas situaciones se liberan recursos para poderlos destinar a otras partidas, como inversiones, servicios sociales o el pago de suministros como la electricidad, que se han encarecido notablemente en el último año.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png