23 septiembre 2020
  • Hola

La universalización de la educación de 0 a 3 años deberá llegar a 4.700 salmantinos

El curso pasado solo había 1.678 niños matriculados en escuelas infantiles, cuando la población menor de 3 años supera los 6.300

05 ago 2019 / 09:56 H.

Uno de los acuerdos firmados por el PP y Ciudadanos para formar un Gobierno conjunto en la Junta liderado por Alfonso Fernández Mañueco implicará un gran esfuerzo para cumplirlo esta legislatura. Uno de los puntos hace referencia a la universalización de la educación de 0 a 3 años, una reclamación de la sociedad castellano y leonesa, pero que exigirá un importante desembolso económico. Basta como ejemplo la situación en Salamanca. De acuerdo a los datos de la Consejería de Educación, solo una cuarta parte de los niños menores de tres años de la provincia van a un centro infantil.

La propuesta a desarrollar durante la legislatura que acaba de comenzar representa un gran despliegue de medios. En concreto, establece que ambos partidos trabajaran desde el Ejecutivo regional para avanzar “en la universalización de la educación infantil de 0 a 3 años, disminuyendo la aportación de los usuarios e incrementando los casos de gratuidad”. La puesta en práctica en Salamanca implicará llegar a una gran parte de los 4.700 niños que no están matriculados en un centro que ofrezca el primer ciclo de educación infantil.

El pasado curso, de acuerdo a los datos recogidos por la Consejería de Educación, fueron 1.678 los niños salmantinos matriculados. Una pequeña parte, poco más de un 26%, del total de menores de 3 años de la provincia, que ascienden a 6.381 según los últimos datos del padrón, se encuentran escolarizados. Hay que recordar que el primer ciclo de Educación Infantil, al igual que el segundo, no tiene carácter obligatorio como Primaria o Secundaria.

Una de las tareas más importantes que deberá realizar la Administración para avanzar en la universalización tiene que ver con las plazas disponibles. El pasado curso fueron 41 los centros autorizados por la Junta para ofrecer esta enseñanza en Salamanca, de los que 24 tenían un carácter público —la mayoría sustentados por ayuntamientos—, mientras que 17 eran de titularidad privada. Una cifra escasa para dar cabida a un número muy superior de alumnos.

El pacto entre PP y Ciudadanos no supone que haya que crear 4.700 plazas más en Salamanca para dar cabida a los niños que en la actualidad no disponen de un hueco. Hay que tener en cuenta que la mayoría de padres no suele llevar a sus hijos a un centro en los primeros meses de vida, cuando uno de los dos, generalmente la madre, está de baja. Además, hay familias que deciden retrasar lo máximo posible la entrada del niño en una guardería, al serles posible conciliar la vida laboral y familiar.

En el marco de avanzar en la universalización se engloba el interés de la Junta de que las escuelas infantiles de 0 a 3 años pasen a depender de la Consejería de Educación y no de la de Familia e Igualdad de Oportunidades como ocurre en la actualidad. El portavoz, Francisco Igea, ha confirmado que han comenzado los trámites para una norma que reestructure Familia. El Gobierno regional ha salido así al paso de las protestas de los trabajadores de las escuelas que pertenecen a la Junta, que entre otras cuestiones exigen el cambio de Consejería porque consideran que, al estar en Familia, el servicio solo tiene un carácter asistencial.

PALABRAS CLAVE