05 marzo 2021
  • Hola

La más valiosa caja fuerte de recuerdos históricos de Salamanca, al descubierto

El Arca de los Fueros conserva bajo tres llaves la esencia de la historia de un pueblo y se abre para los lectores de LA GACETA

No llama especialmente la atención, pese a presidir en solitario una de las paredes, la orientada al Este, del Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Salamanca. La estancia más noble del consistorio de la capital, esa desde la que se asoman al balcón los pregoneros de las Ferias de septiembre, o donde saludan las jugadoras del Avenida después de cada título conseguido, guarda un tesoro nada secreto, pese a que son pocos los que han podido admirarlo.

Desde 1849, el año en que el Ayuntamiento de Salamanca ocupó su sede actual, una pequeña hornacina de apenas 98,9 centímetros de ancho por 88,7 de alto cumple la casi sagrada misión de conservar algunos de los objetos más preciados de la historia de Salamanca, Pero lo que cuenta aquí no es el valor material: el Arca de los Fueros atesora recuerdos de la organización de Salamanca como ciudad, de su culto a su santo patrón y de los momentos claves de su desarrollo. Un cofre del tesoro de las esencias salmantinas. Tal vez el alma de la ciudad.

Un depósito de tanto valor, aunque sea inmaterial, precisa de una sólida custodia. Como la caja fuerte que un día fue, esta apertura especial del Arca, promovida por LA GACETA, requiere la presencia del tesorero del Ayuntamiento. Desde su origen, esta peculiar caja fuerte está sellada con dos candados y una cerradura de la que existen tres llaves, en poder del alcalde, el archivero y el tesorero. Quienes visitan el salón de Recepciones tenderán a sentirse deslumbrados por las vistas de la Plaza Mayor que asoma por los ventanales de enfrente, y seguramente se fijarán a la derecha en el gran tapiz con el escudo de la ciudad que preside la sala, o en el retrato del rey Felipe VI pintado por Ángel Luis Iglesias que reina en la pared norte. Pero tal vez no reparen en ese escudo de Salamanca que dejaron a su izquierda, a la altura de la vista, protegido por una reja dorada de nueve barrotes. Se sabe que ambos elementos son del siglo XVII, aunque se ignora su procedencia. Como curiosidad, el escudo de la ciudad no es el actual, modificado en febrero de 1996. La versión anterior presenta la partición vertical invertida, con el puente, el toro y la higuera a la derecha y los palos de gules sobre oro a la izquierda.

Una visión al alcance de pocos

Contemplar el contenido del Arca de los Fueros de Salamanca está al alcance de unos pocos. Solo los huéspedes más notables de la ciudad han podido admirar el contenido de la hornacina, que también se abre anualmente en las jornadas de Puertas Abiertas que tienen lugar en las Ferias. Pero en estas ocasiones el público lo ve, pero no lo toca.

Abiertos los dos candados de la reja, la cerradura del Arca se resiste a la llave, tal vez por el escaso uso. Tras unos segundos de forcejeo, la puerta desvela sus tesoros. En la primera sesión plenaria municipal de 1849 quedó constituido el depósito original: la llave de la urna de plata que desde hacía poco más de una década conservaba en la Catedral Nueva los restos de San Juan de Sahagún. Junto con la llave protegida por una funda, y que es una de las tres que se reparten Ayuntamiento, Diócesis y la Orden de los Agustinos, la corporación quiso guardar celosamente en un sobre la propia acta de aquella histórica sesión plenaria.

El Arca guarda en una carpeta negra el “Acta de la elevación de las aguas del Tormes a la ciudad y su llegada a la fuente de la Plaza Mayor”

El ejemplar original del Fuero de Salamanca, del siglo XIII, se incorporó también a este depósito noble. Era costumbre histórica del Ayuntamiento, y así lo han reflejado los historiadores, que existiese un arca donde el concejo conservaba los privilegios y escrituras más importantes de la ciudad, así que la creación del Arca de los Fueros hace 172 años no hizo sino mantener en la nueva sede una tradición de siglos. El códice original se conserva desde 1992 en el Archivo Municipal y en su lugar se guarda un ejemplar facsímil y una cuidada edición posterior de 2001 con la que el Ayuntamiento de Salamanca obsequia a las visitas distinguidas.

Una de las más importantes obras públicas del siglo XIX, la extensión al centro de la ciudad de la red de suministro de agua desde el río, mereció ser recordada en 1875 por el Ayuntamiento de la época. El Arca guarda en una carpeta negra el “Acta de la elevación de las aguas del Tormes a la ciudad y su llegada a la fuente de la Plaza Mayor”, acontecimiento que tuvo lugar el 8 de diciembre de ese año. Junto a acta se depositaron entonces una paleta y un azadón empleadas en los trabajos, que con motivo de unas obras de restauración recientes fueron trasladadas al Archivo Municipal.

No hubo más incorporaciones de elementos simbólicos hasta 70 años después, cuando el Consistorio de 1945 aprobó emprender las obras de lo que sería el Barrio Vidal. Las 400 viviendas sociales previstas para entre 2.000 y 3.000 vecinos atenderían a las necesidades de una población que iniciaba un período de gran crecimiento demográfico.

Dos escritos más de utilidad interna completan el listado limitado de objetos que guarda el arca. Son un decreto de Alcaldía de 1990 que ordena la compra a un fotógrafo local de las fotos realizadas a las páginas de las Ordenanzas Municipales de 1585 para realizar fotocopias de ellas y preservar el original y, finalmente, un listado del contenido de la propia arca. “Se dejaban ejemplos de documentos que se consideraban importantes para la ciudad por su simbolismo”, explica el tesorero municipal, Federico Riesco. “Pero lo más importante está en el Archivo”. Lo fundamental es garantizar las óptimas condiciones de conservación. O de ser prácticos, como ocurre con el Libro de Oro de la Ciudad, que también se guardó en el Arca y hoy se conserva en Alcaldía. Así no hay que estar abriendo y cerrando antiguos cerrojos cuando hay visitas.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png