28 junio 2022
  • Hola

La historia de uno de los salmantinos asesinado por los nazis

Capturado por las tropas nazis en Francia tras huir de España, Juan Álvarez fue trasladado al campo de Gusen, donde murió

18 may 2022 / 20:43 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Remitidas desde el campo de concentración y cercenadas por la censura que aplicaban los miembros de las SS, llegaban las cartas del joven Juan Álvarez Pineda a su familia. El Ministerio de Presidencia fecha su muerte el 20 de abril de 1943, cuando tan solo tenía 31 años. Pese a su origen salmantino, falleció a más de 2.300 kilómetros de su pueblo natal, Aldea del Obispo. No llegó a ver como las tropas norteamericanas traspasaban las puertas del campo de concentración de Gusen (Austria) para liberar a los casi dos mil presos que permanecían recluidos en él cuando llegaron los Aliados. “El sabía que allí iba a morir”, narraba hace unos años su cuñada a este periódico. Pero su fallecimiento no fue oficial hasta 76 años después, cuando el 9 de agosto de 2019 su nombre apareció en un listado publicado en el Boletín Oficial del Estado.

En cuanto se lo permitió la edad, Juan se unió al Cuerpo de Carabineros y, tras unos años de trabajo en el sur de España, este republicano convencido se convirtió en teniente de la Guardia Civil cuando en 1936 estalló la guerra. Ya casado con una joven maestra, el salmantino se vio obligado a emprender una huida sin regreso. Cruzó la frontera con Francia, cayó en manos de los nazis y en un vagón de tren llegó hasta al campo de concentración próximo a la ciudad de Linz. Un día la correspondencia que recibía su familia cesó.

No fue muy diferente el destino de los otros dieciséis salmantinos enviados a los campos de concentración nazis. Benito Martín del Águila, de Peñaranda de Bracamonte y guardia de asalto del Cuerpo de Seguridad de Madrid durante la Guerra Civil también escapó a Francia. Llegó a Mauthausen-Gusen en 1940 y en menos de dos años había fallecido, posiblemente víctima de las epidemias que en otoño de 1941 asolaron el campo de exterminio.

Solo cinco de los salmantinos que entraron en Mauthausen, según el historiador Benito Bermejo, lograron sobrevivir. Florentino García Hernández (Galinduste), Aurelio Vicente Nieto (Gallegos de Solmirón), Pablo Agraz Alonso (Salamanca), José Montero Sánchez (Hinojosa de Duero) y Tomás Calleja Juanes (Ciudad Rodrigo)

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png