14 agosto 2022
  • Hola

El albergue municipal de el Lazarillo dará cobijo a 24 ucranianos

En el Lazarillo residen ya 47 refugiados a los que se sumarán las familias que llegarán esta semana desde otros puntos de España

05 ago 2022 / 17:23 H.
Ver Comentarios

Tras un mes sin la llegada de nuevas familias ucranianas, el albergue Lazarillo de Tormes se prepara para dar cobijo esta semana —previsiblemente mañana u hoy— a más de una veintena de nuevos refugiados llegados a España huyendo de la invasión rusa. La organización no gubernamental Accem, que en Salamanca es la delegada por el Gobierno de España para buscar un primer alojamiento (Fase 0) a estas personas que huyen de la guerra, ha pedido al Ayuntamiento de la capital del Tormes que habilite habitaciones ante la inminente llegada de un grupo de 24 personas, que previsiblemente serán mujeres y niños derivados desde otros puntos de España.

Las familias a las que el Consistorio dará cobijo en sus instalaciones, se sumarán a los 47 usuarios que residen actualmente en el albergue. El edificio situado en la calle Lagar volverá a rozar el límite de su capacidad. Aunque dispone de un centenar de plazas, para que miembros de una familia no tenga que compartir habitación con desconocidos y respetar así la privacidad y una cierta independencia, hay camas que no pueden ocuparse.

Hace más de un mes que no se producían nuevos ingresos. El 29 de junio entraron en el albergue municipal Lazarillo de Tormes los últimos cuatro refugiados llegados a España huyendo de la invasión rusa de Ucrania. Desde entonces, no solo no se han ocupado más camas de la instalación municipal, sino que se han ido vaciando habitaciones. Frente a las más de ochenta personas a las que llegó a dar cobijo esta instalación del Ayuntamiento a principios de abril, ahora son 47, de los que casi una veintena son niños.

Solo en el último mes, veinte personas han abandonado estas instalaciones, bien porque han decidido volver a su país, desplazarse a otra provincia o porque se han mudado a una vivienda. Tal y como informó este periódico, después de que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones permitiese que los refugiados pasasen directamente a la Fase 2 —a viviendas de alquiler sin pasar por centros tutelados— a mediados de julio dos familias se trasladaron a las viviendas que facilitó Limcasa. Una de ellas integrada por un matrimonio, tres niños y la abuela, y la otra, una pareja que espera su primer hijo este mes.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png