Borrar

Una ruta resplandeciente por una antigua Fábrica de Luz a unos kilómetros de Salamanca

El sendero está en la comarca de El Rebollar y transita junto al río Águeda | La ruta está señalizada con marcas amarillas y blancas y es de baja dificultad

Sábado, 8 de abril 2023, 13:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Navasfrías y su entorno, ubicado en el suroeste de la provincia de Salamanca, abre camino a varias rutas y escenarios paisajísticos dignos de pasear y admirar que se pueden disfrutar en todas las estaciones del año. Este fin de semana de primavera, con una previsión de cielos soleados y temperaturas que alcanzarán los 25 grados, puede ser una ocasión ideal para recorrer uno de los senderos que parte del municipio, el de la antigua Fábrica de Luz.

En pleno corazón de la comarca de El Rebollar, el camino cuenta con un entorno característico por el gran protagonismo de robles rebollos frente al resto de vegetación y tiene una dificultad baja, tanto si se opta por hacerlo caminando como si se prefiere hacer en bicicleta.

Desde el comienzo de la ruta en el área recreativa de El Bardal, el recorrido, que parte con dirección a Casillas de Flores aunque después deja este camino atrás, cuenta con marcas amarillas y blancas que se pueden seguir fácilmente.

Una vez los senderistas o ciclistas han recorrido los 4 primeros kilómetros, llegan a la zona donde se conservan los restos de la antigua central eléctrica que suministraba luz a Navasfrías y donde la fuerza del río Águeda ha creado la poza de La Pesquera de la Fábrica y El Pozo Calderón. A pesar de que todavía es pronto para poder disfrutar de un baño allí, la estampa que ofrece es espectacular para tomar fotos.

Tras la parada obligatoria en las pozas, uno de los rumbos que puede tomar la ruta es hasta el Charco del Palo, perteneciente al municipio de El Payo, desde donde las vistas de los bosques y del Pico Jálama al fondo merecen la pena. A lo largo del paseo hasta este lugar, además, se pueden hacer más pausas para visitar alguno de los múltiples molinos de harina que hay en las orillas del río Águeda.

No obstante, si el cansancio acecha y los paseantes optan por no hacer estos kilómetro “extra”, pueden poner dirección de nuevo a Navasfrías, eso sí, sin dejar de disfrutar de la vegetación característica del entorno. Como línea de meta aguarda el área recreativa de El Bardal, lugar idóneo para comer y descansar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios