26 mayo 2020
  • Hola

Tres concejales del PP, en la cacerolada de Béjar

El PSOE les culpa de asistir “alentados desde la extrema derecha” y de “bordear la ley” | El PP afirma que fueron “a título particular” y pide a los socialistas “que se pongan a trabajar”

Béjar /
19 may 2020 / 20:12 H.

Las redes sociales fueron este lunes de nuevo el escenario de una nueva polémica entre el Partido Popular y el PSOE de Béjar por la asistencia de tres ediles populares a la cacerolada convocada el pasado domingo en la plaza de España. El objetivo de la protesta era pedir la dimisión del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, por su gestión de la pandemia del coronavirus.

Horas después de celebrarse la convocatoria, el perfil de la Agrupación Socialista Bejarana hizo ayer públicas las críticas de ese partido hacia el PP porque hacer que “Béjar sea la única ciudad española donde concejales y cargos públicos del Partido Popular acuden a actos” que, en opinión de ese partido, están “alentados desde la extrema derecha”. Además, acusa a los concejales del PP de “bordear la legalidad vigente”, ya que la normativa de la Fase 0 “permite los paseos o la práctica deportiva, pero nunca reuniones ni concentraciones”.

Ante estas acusaciones, la respuesta de PP llegó unas horas después para, a través de un escueto escrito, aclarar que los tres concejales populares “a título particular y nunca como representantes del Partido Popular”. Además, el PP aprovechó para pedir al equipo de Gobierno socialista “que se ponga a trabajar para sacar a esta ciudad de la crisis social, laboral y económica motivada por el coronavirus” y le exigió que “deje de hacer valoraciones sobre la vida personal de los bejaranos”.

La edil Castañar Rodilla afirma que acudió “como española” por estar “harta” de la gestión de la pandemia

Más allá quiso ir una de las concejalas presentes, María del Castañar Rodilla, que quiso aclarar que acudió a la protesta como “española”, no como edil popular, y recordó al PSOE que el acto no fue “alentado desde la extrema derecha” sino que es “fruto del hartazgo del pueblo español por la gestión de la pandemia”. Además, quiso recordar que el Estado de Alarma “no anula el derecho a la protesta”, ya que “se puede ejercer siempre que haya medidas para proteger la salud”. Además calificó de “falacia” la prohibición de manifestación, ya que es “un cauce de participación de la ciudadanía y, por tanto, una manifestación de la libertad de expresión”. Finalmente, aseguró sentirse “harta” de la gestión de la crisis, de tener coartada la libertad de expresión y de sufrir “el estrangulamiento de la economía”.

La primera cacerolada celebrada el pasado domingo en Béjar logró reunir a cerca de un centenar de personas disgregadas por la plaza de España, donde aplaudieron a la vez que pidieron la dimisión del Gobierno.

El PP recuerda que el PSOE se acogió a la privacidad en el positivo por alcoholemia

El Partido Popular de Béjar recordó ayer al PSOE de la ciudad se acogió a la privacidad en la polémica suscitada en enero una vez conocido el positivo por alcoholemia en un concejal del PSOE el pasado mes de diciembre.

En aquella situación, el partido en el Gobierno municipal argumentó que el positivo por alcoholemia se enmarcaba en la ley de protección de datos y negó que algún edil socialista hubiera cometido delito.

Así las cosas, el PP quiso ayer acogerse al mismo argumento para defender a los concejales populares que acudieron a la protesta. De hecho, ese partido afirmó tajante que “si el positivo por alcoholemia en un concejal socialista pertenecía a su vida privada, la asistencia a la protesta también”.

Fue el pasado de enero cuando el PP preguntó al PSOE por los rumores existentes en la ciudad sobre un caso de positivo por alcoholemia en un concejal socialista en la noche del pasado 22 de diciembre.