Borrar
Imagen de las labores de levantamiento de las vías del tren a la altura de la localidad de Navalmoral deBéjar. TEL
Quejas por el desmontaje de las vías entre Ledrada y Navalmoral

Quejas por el desmontaje de las vías entre Ledrada y Navalmoral

La empresa frena los trabajos en Fuentes para saltar 3 pueblos y seguir en el límite con Béjar

TEL

Béjar

Miércoles, 19 de junio 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los trabajos de levantamiento de las vías del tren en el tramo entre Alba de Tormes y Navalmoral de Béjar, para conectar con el Camino Natural entre Béjar y Plasencia, han provocado las quejas de parte de los municipios afectados por no seguir, según explican, el «orden lógico» en dirección sur.

La empresa encargada del levantamiento de los raíles frenó los trabajos a la altura del término municipal de Fuentes de Béjar para saltar tres municipios y avanzar hasta el límite de los términos municipales de Béjar y Navalmoral de Béjar.

De hecho, en esa pequeña localidad próxima a Béjar, los vecinos han podido ver las tareas de retirada de las antiguas vías del tren para el aprovechamiento del hierro en un proceso que seguirá después con el levantamiento de las traviesas. Además, se han acometido ya labores de desbroce y limpieza del antiguo trazado ferroviario, así como la eliminación del antiguo cableado del tendido eléctrico.

Las máquinas han trabajado allí durante los últimos días, mientras el tramo desde Fuentes de Béjar sigue parado en una situación que afecta a los municipios de Ledrada, Sanchotello y Fresnedoso. En esos tres municipios, las vías del tren permanecen en su ubicación sin que las máquinas hayan iniciado los trabajos para la retirada, aunque sí se han realizado ya labores de desbroce para despejar el terreno.

Esta situación provocó ayer el malestar del presidente de la asociación Vía de la Plata Salamanca-Sur, como entidad promotora del Camino Natural, bajo la presidencia del alcalde de Ledrada, Carlos Parra, por entender que puede traer consigo nuevos retrasos. «La empresa pública Tragsa se encuentra ya en Guijuelo y el hecho de que no estén levantadas las vías desde Ledrada hasta Navalmoral de Béjar podría retrasar aún más este proyecto», afirmó ayer.

Carlos Parra contactará en estos días con la empresa responsable del levantamiento de las vías para buscar una explicación y conocer sus planes en cuanto al avance del desmontaje de las vías del tren en un servicio cerrado bajo un gobierno socialista en 1985 para viajeros y diez años después para el transporte de mercancías.

A mayores de la retirada de los raíles, los pueblos pertenecientes a esa asociación promoverán la conservación de elementos del patrimonio ferroviario como carteles, semáforos, agujas y demás para conservar la memoria de aquella línea del tren tan importante para las comarcas de Béjar y Guijuelo. En el caso de Navalmoral, el Ayuntamiento de la localidad solicitó la conservación de carteles y tres pasos de agua aéreos en una iniciativa que, después, se amplió al resto de municipios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios