04 diciembre 2021
  • Hola

Por un Duero sostenible

La CHD es la encargada de la gestión de las aguas de la cuenca, que abarca un territorio de más de 83.000 kilómetros de cauces

26 dic 2020 / 13:45 H.

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) es el organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico encargado de la gestión de las aguas en la cuenca del Duero.

La Administración de la CHD abarca un territorio de más de 83.000 km de cauces de distinta entidad dispersos a lo largo de siete comunidades autónomas.

Actualmente, el organismo desarrolla un modelo de gestión basado en el agua como bien público, el mantenimiento de la unidad de gestión en cada una de las cuencas hidrográficas, la íntima relación entre el ciclo del agua y su interacción con los ecosistemas, prestando especial interés a la calidad del agua y estableciendo la planificación y participación ciudadana como herramientas en la política del agua. Esta estrategia refuerza la acción pública, adecuando los medios humanos y técnicos, e incorpora criterios de eficacia en el uso del agua y de la protección y restauración de los ecosistemas, entre otras cuestiones.

La agenda europea impone un enfoque diferente de hacer las cosas que tiene mucho que ver con realizar un buen uso de nuestros recursos. El futuro presenta grandes desafíos y esto exige hacer una buena planificación para anticiparse en la gestión de los recursos hídricos. Los previsibles escenarios de cambio climático van a tener un efecto directo sobre los recursos de agua en España y en la cuenca.

La CHD ha invertido este año 600.000 euros en el marco del programa de mantenimiento y conservación de cauces

El reto es claro: adaptación y resiliencia en un contexto que pone en valor transformaciones de carácter físico, muy en particular las infraestructuras verdes o soluciones basadas en la naturaleza, complementarias a otras tradicionales, para equilibrar las necesidades sociales, económicas y culturales y el mantenimiento de ecosistemas ecológicos sanos, protegiendo nuestros recursos, satisfaciendo las demandas de agua y garantizando el cumplimiento de los objetivos ambientales.

La CHD ha invertido este año 600.000 euros en el marco del programa de mantenimiento y conservación de cauces.

Para la CHD, el incremento de los fenómenos meteorológicos extremos debe ir acompañado del desarrollo de soluciones innovadoras en la línea de la reordenación de los terrenos inundables, la restauración de humedales, la ampliación de los espacios fluviales e infraestructuras verdes o la recuperación de la conectividad fluvial. La clave está en recuperar, donde sea posible, espacio para los ríos, mejorando su estado ecológico y disminuyendo el riesgo de inundación en las poblaciones y zonas industriales. Un trabajo que desarrolla en la actualidad.

Un grupo de piragüistas en el Tormes a su paso por la villa de Alba. | EÑE
Un grupo de piragüistas en el Tormes a su paso por la villa de Alba. | EÑE

En este sentido, es necesario que las administraciones implicadas colaboren en el proceso de planificación y actúen decididamente en el ámbito de sus competencias para que las medidas sean lo más efectivas posibles.

El agua es un bien valioso y escaso, por lo que es esencial tomar conciencia como sociedad, de la necesidad de hacer un uso eficiente y sostenible de este recurso.

Contenido patrocinado por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD)

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png