Borrar
Imagen del Pozo de los Humos, ubicado en Masueco. ARCHIVO
Las mejores 'piscinas naturales' en las que combatir el calor en Salamanca

Las mejores 'piscinas naturales' en las que combatir el calor en Salamanca

La provincia goza de algunos rincones increíbles en los que hay que hacer parada obligatoria si se quiere luchar contra el calor a base de 'chapuzones'

Elena Martín

Salamanca

Viernes, 10 de mayo 2024, 17:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Con el verano a la vuelta de la esquina, el termómetro empezando a dispararse y el calor apretando por momentos, buscar rincones repletos de naturaleza y pozas naturales en las que darse un 'chapuzón' empieza a ser toda una rutina. Y es que estar prácticamente todo el rato en contacto con el agua ayuda a sobrellevar mejor las horas de altas temperaturas, pudiendo, al mismo tiempo, compartir ratos con la gente a la que quieres e incluso hacer deporte. Aunque solo sea nadar.

Salamanca es una provincia en la que esa oportunidad cobra todavía más sentido con la llegada de las altas temperaturas. Prueba de ello es que muchas personas aprovechan los fines de semana para desplazarse hasta los 70 lugares en los que se hallan estos entornos tan refrescantes, en los que, además, se puede disfrutar de la belleza con la que cuentan sus paisajes, entre los que figuran los pantanos, los ríos o las playas fluviales, entre otros y que pueden reemplazar el plan perfecto que supone el ir a la playa.

Con el agua como protagonista, Salamanca, tierra de embalses, pozas, piscinas e increíbles saltos de agua como lo es el Pozo de los Humos, cuenta con escenarios tan increíbles como el que regala la localidad de Masueco en el curso del río de las Uces, en los que sus aguas cristalinas invitan a sumergirse en la naturaleza de cabeza.

'El charco del pozo', que es así como se conoce a la poza natural de Valero, resulta ser todo un oasis para aliviar el intenso calor del verano salamantino entre aguas transparentes y abundante vegetación. Acondicionada en el año 1985, aprovechando la presa de la antigua fábrica de la luz local que databa de 1920, es uno de los espacios que más se frecuentan en Salamanca por su amplitud. Otro de estos lo encontramos en Villanueva del Conde. Denominado 'Charco de la cruz', se nutre de las aguas del arroyo de San Benito y está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Otra de las zonas que también hay que tener en cuenta en la provincia es la piscina natural del Río Tormes, ubicada a las afueras de la localidad salmantina de Puente del Congosto. A 70 kilómetros de la ciudad, esta piscina pertenece a la Sierra de Béjar y se enmarca en un paraje natural repleto de árboles con abundantes zonas de sombra.

Entre las joyas naturales salmantinas, también hay que resaltar la playa fluvial de Montemayor del Río, ubicada entre los castaños de la Sierra de Béjar. Tampoco hay que olvidarse de la piscina natural de Villasrubias, en la comarca del Rebollar, de las cascadas y los saltos que provoca el río Batuecas en el Parque Natural de las Batuecas, a 13 kilómetros de La Alberca o de las piscinas de La Bastida o San Martín del Castañar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios