23 septiembre 2020
  • Hola

El primer pueblo que prohíbe totalmente el riego y el llenado de piscinas este verano

Candelario sufre escasez de agua y casi cuadruplica su población en este verano por la pandemia

09 ago 2020 / 09:53 H.

El Ayuntamiento de Candelario ha emitido un nuevo bando para endurecer las restricciones y garantizar el abastecimiento de agua en estos meses de verano.

La ausencia de precipitaciones en forma de lluvia, junto con el notable aumento de la población con la llegada de hijos del pueblo ausentes y el turismo, han provocado un mayor consumo de agua con el consiguiente riesgo de desabastecimiento para la localidad.

De hecho, la localidad vive un verano especial ya que otros años la población se triplicaba pero, en este caso, la pandemia y el miedo a viajar a las playas han hecho que ausentes y turistas opten por disfrutar de los meses de calor en el municipio y así cuadruplicar su población.

En un bando anterior, el propio Ayuntamiento restringía el riego de fincas a dos días a la semana por la escasez de agua y, apenas una semana después, publica otro bando en el que se prohibe el riego de huertas y jardines, el lavado de coches, llenado de piscinas y estanques, así como de aceras y terrazas.

Además, el alcalde, Pablo Hernández, como firmante del bando, hace un llamamiento a la población para que vecinos y residentes sean “vigilantes” y, también, para incrementar “los hábitos que moderen el consumo de agua a lo indispensable” para evitar “su mal uso”. Además, en el escrito, el alcalde deja claro que la prioridad es el “consumo doméstico” y, por tanto, el Consistorio endurece las medidas restrictivas para evitar “tener que tomar medidas más extremas” y, además, “es mejor prevenir que curar”, asegura el regidor de la localidad. El bando concluye solicitando a los presentes en la localidad que “se actúe con responsabilidad”.

Candelario se abastece del río del Barquillo que cruza por la carretera de Navacarros y cuenta con dos depósitos de uso habitual. A mayores, dispone de un tercero, de mayores dimensiones, que abastece a los dos anteriores en épocas de sequía. El abastecimiento de agua es una preocupación del equipo de Gobierno, que ha solicitado su incorporación en la Mancomunidad de Agua del Embalse de Béjar junto con Miranda del Castañar. La Confederación Hidrográfica del Tajo ha dado luz verde a la mancomunidad para tramitar esas dos y otras incorporaciones.

PALABRAS CLAVE