18 mayo 2021
  • Hola

Colas en gasolineras y supermercados: Así fue el primer día de reapertura de la frontera con Portugal

Fuentes de Oñoro, abarrotado: “La gente ha venido a lo loco. Ya tenían ganas, y nosotros también”, aseguran los vecinos

02 may 2021 / 09:59 H.

Los vecinos de La Raya hispanolusa no han podido esperar para hacer sus compras habituales, y desde primera hora de la mañana del sábado la frontera fue un trasiego constante de vehículos. De hecho, muchos salmantinos aprovecharon esta libertad recobrada para acudir al mercadillo mensual que se celebra en Vilar Formoso, mientras que los vecinos lusitanos cruzaron a su vez la frontera principalmente para llenar los depósitos de sus vehículos y hacer compras en los supermercados oñorenses.

El vistoso despliegue de guardias portugueses en el control de frontera, deteniendo a algunos vehículos con el apoyo de algunos guardias civiles, todavía sembró algo de incertidumbre entre los primeros viajeros que se adentraban en este punto clave después de meses de espera.

“Estamos a tope, la gente ha venido a lo loco, tenían ganas y nosotros también”, aseguraba una cajera de supermercado en Fuentes de Oñoro. “Hay bastante más movimiento porque estaba la cosa muy pobre”, comentaba el empleado de una estación de servicio a lo largo de una intensa primera jornada.

Por su parte, Carla López, una de las muchas portuguesas, en este caso de Vilar Formoso, que acudieron a adquirir gas butano, gasóleo y hacer la compra, explicaba que cuenta con una segunda residencia en Fuentes de Oñoro y que, a pesar de todo, ayer solo se limitaría a cubrir algunas de sus necesidades principales, precisamente por la acuciante afluencia de gente en los establecimientos.

“Esto nos hacía mucha falta, pero tenemos que ser responsables tanto españoles como portugueses, e ir despacito. Fui al supermercado y todo estaba lleno; creo que cuando algo ha estado prohibido luego lo deseamos mucho más”, aseguraba esta vecina de La Raya mientras llenaba su depósito.

Susto en Aldea del Obispo

Aunque Fuentes de Oñoro es el paso más transitado de la frontera salmantina, cabe recordar a los que aseguran ser “la España olvidada”, como es el caso de Julián Pascua, un vecino de Aldea del Obispo, pueblo en el que el paso no se abrió hasta la tarde. “Para cerrar todos a la vez, para abrir no. No lo entiendo”, protestaba al toparse durante la mañana con los bloques de piedra, impertérritos en el sitio de siempre.

Más suerte tuvieron en el resto de fronteras secundarias como Hinojosa o La Fregeneda, donde los pasos a Portugal fueron despejados por la mañana.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png