19 enero 2022
  • Hola

Avalancha de portugueses para comprar ante las nuevas restricciones sanitarias

Portugal impone desde anoche el pasaporte covid a los trabajadores transfronterizos y turistas | Aunque “la frontera permanecerá abierta”, los vecinos temen próximas medidas

01 dic 2021 / 08:59 H.
Ver Comentarios

La villa fronteriza de Fuentes de Oñoro recibió este martes una avalancha de portugueses para realizar compras de primera necesidad y repostar sus vehículos ante el temor de que las nuevas restricciones sanitarias impuestas por el Gobierno luso se puedan ampliar de cara a la Navidad.

Este pasado martes, el Gobierno portugués aprobó las medidas a aplicar en las fronteras terrestres en la lucha contra la covid-19, que aunque señala que “la frontera permanecerá abierta”, establece una serie de restricciones que entraron en vigor en la pasada medianoche.

Estas medidas se concretan en que los trabajadores transfronterizos, —considerados como tales aquellos que realicen su actividad profesional dentro de los 30 kilómetros desde la frontera— así como los trabajadores de servicios esenciales (transporte de mercancías y viajeros, emergencias y seguridad) “deberán presentar un certificado”, consistente éste en Certificado Digital Covid de la Unión Europea (pasaporte covid de vacunación o recuperación de la enfermedad), prueba PCR de laboratorio realizada en las últimas 72 horas o test rápido de antígenos negativo en las últimas 48 horas.

Estas mismas restricciones serán de aplicación a los ciudadanos de fuera de la Unión Europea, en niveles rojo o rojo oscuro, y de la Unión de riesgo bajo o moderado.

En el caso de no presentar un certificado o prueba, las autoridades portuguesas indicarán un lugar de realización del test de detección del coronavirus, en el que los ciudadanos deberán esperar el resultado.

Para el cumplimiento de estas medidas, la Guardia Nacional Republicana y el Servicio de Extranjeros y Fronteras de Portugal establecerán “operaciones de inspección aleatorias de los pasos fronterizos”, pudiendo sancionar con entre 300 a 800 euros a quien no presente la prueba o se niegue a realizarla.

Ante estas nuevas medidas de protección frente a la covid-19, los vecinos portugueses llegaron en número elevado ayer hasta la zona comercial y de servicios de Fuentes de Oñoro con el objetivo de realizar compras—principalmente de alimentación—y de llenar los depósitos de carburante por el alto precio del combustible en su país.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png