23 septiembre 2020
  • Hola

Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

‘La vuelta al cole’, supone cada año un gran desembolso para todas las familias, por ello seguir algunos consejos será fundamental para ahorrar durante el proceso

26 ago 2019 / 09:47 H.

Con la llegada de septiembre lo primero que se le viene a la mente a la mayoría de familias con hijos pequeños es ‘La vuelta al cole’, que supone cada año un gran desembolso. Como es algo que no se puede evitar y a lo que hay que enfrentarse sí o sí, lo mejor es conocer y tener presentes algunos consejos que ayudarán a ahorrar durante este proceso.

Adquisición de libros de texto

Probablemente uno de los mayores desembolsos a los que haya que enfrentarse durante la vuelta al cole sea la compra de los libros de texto, por ello conviene estar informado acerca de las diferentes ayudas que ofrecen las Comunidades Autónomas.

En las webs del Ministerio de Educación y las Consejerías de las distintas Comunidades Autónomas se publican todos los años los requisitos y plazos para la solicitud de becas.

A la hora de ahorrar lo más aconsejable es siempre reutilizar los libros, pues son bienes muy caros y que solo van a utilizarse durante un curso escolar, de ahí que haya que intentar siempre adquirirlos de segunda mano, prestados por conocidos o mediante páginas web como Alquilibrix, Amazon o Wallapop, en las que existen una gran cantidad de ofertas.

En algunos colegios, a través de las Asociaciones de Padres de Alumnos, existen programas de préstamo de libros. También en algunas bibliotecas municipales se puede encontrar este servicio. Adquirirlos en el mismo colegio, en ocasiones, te permite pagarlos a plazos.

Otro factor fundamental a la hora de comprar, es comparar precios, esto ayudará a ahorrar considerablemente. De igual manera, siempre es mucho más aconsejable comprar lo antes posible, pues al final habrá menos oferta y tendrás más dificultades para encontrar lo que busques a un buen precio.

Del mismo modo que se pueden alquilar o comprar libros, una buena opción para ahorrar es vender los libros que ya tengas y que no vayan a ser utilizados, de esta forma obtendrás un beneficio que será muy útil al finalizar el mes.

Reutilización de material escolar

Lo primero que hay que hacer antes de disponerse a comprar es mirar qué tienes en casa, generalmente muchos de los utensilios que se compraron el año pasado pueden seguir sirviendo para este nuevo curso que va a comenzar. Las pinturas, las tijeras, el pegamento... Debemos revisar qué tenemos y seguir utilizándolo.

Lo que sí sea indispensable comprar podrás adquirirlo de forma escalonada, anticipándote, cuanto más lo hagas, más variedad tendrás entre la que elegir.

Uniformes

La ropa también supone un gran desembolso económico. Son muchas las familias que utilizan estos meses para comprar básicos que servirán para todo el curso. Aunque está muy bien avanzar compras no hay que precipitarse, es mejor comprar lo que necesitamos ahora e ir adquiriendo productos en función de las necesidades que vayan surgiendo.

Para ahorrar, lo mejor será adquirir los productos en las temporadas de rebajas y comparar precios. Otro truco que utilizan muchos padres para rentabilizar la ropa es adquirir una talla más grande, esto puede ser una buena idea si se prevé que la prenda va a durar bastante tiempo, sin embargo, si su vida útil no va a extenderse demasiado es mejor comprar la talla correspondiente.

En este aspecto, no hay que olvidarse tampoco de revisar lo que ya tienes en casa, probablemente muchas prendas puedan reutilizarse, a lo mejor con un par de arreglos se puede alargar la vida de muchas prendas y no hace falta comprar.

Por último, se deben valorar otros factores como el transporte escolar, el comedor o las actividades extraescolares, todas serán más o menos indispensables en función de las necesidades de cada familia, pero siempre conviene hacer un repaso y ver si podemos ahorrar en algún aspecto.

En resumen, para enfrentarnos a la vuelta al colegio sin que nuestro bolsillo sufra tenemos que intentar anticipar algunas compras, comparar precios, reutilizar siempre que sea posible y no volverse loco adquiriendo productos, si hacen falta siempre habrá tiempo de comprarlos.