23 agosto 2019
  • Hola

La caza olvida la crisis y deja 80 millones de euros al año en Salamanca

La Reserva de Las Batuecas produce unos ingresos de hasta 300.000 euros anuales

10 feb 2019 / 17:28 H.

La caza en la provincia ha vuelto a recuperar el terreno que perdió durante la crisis. Han aumentado las licencias y también el volumen económico que mueve un sector que sólo en Salamanca genera más de 80 millones de euros cada año.

Las cifras son para la Federación Regional de Caza la "mejor señal" del buen momento por el que atraviesa la actividad cinegética en toda Castilla y León, donde los cazadores "mueven" anualmente entre 500 y 600 millones de euros.

Con 2.773 licencias de caza registradas y con un número aproximado de 1.500 cotos, el sector en Salamanca supone un importante motor económico para muchos municipios hasta convertirse, en gran parte de los casos, en una de sus principales fuente de ingresos. "En muchos pueblos y pedanías por debajo de los 500 habitantes el dinero que dejan los cazadores por el coto es su primer ingreso", asegura Santiago Iturmendi, presidente de la Federación Regional de Caza, que destaca el "peso" que tiene Salamanca gracias prinicipalmente a la Reserva Natural de Las Batuecas. "Junto con Gredos se ha convertido en una de las zonas más cotizadas, lo que atrae a cazadores de todo el mundo", reconoce.

El turismo cinegético ha ido ganando adeptos en los últimos años, a medida que la situación económica en España se normalizaba. Aunque para Iturmendi lo más importante es que la caza también está ayudando a fijar población en el medio rural. "Estamos siempre quejándonos del problema de despoblación que sufrimos en Castilla y León pero los mal llamados animalistas critican a un sector que está generando riqueza en los pueblos porque deja dinero en los restaurantes, las gasolineras...", lamenta el responsable de la Federación Regional, que insiste también en la correcta gestión de los recursos naturales. "Es lo más importante para cualquie cazador".

La caza mayor gana adeptos

También para Javier Tendero, delegado en Salamanca de la Federación, el sector atraviesa un momento dulce, especialmente el de la caza mayor. "Ha habido un aumento muy importante en lo referente a ciervos, cabra montés, corzo y sobre todo jabalíes", afirma. De hecho, asegura, Salamanca es la provincia donde más jabalíes se abaten por culpa de una explosión demográfica que ha multiplicado por tres el número de ejemplares en los últimos 10 años. "Si no fuera por los cazadores tendríamos que estar esquivando jabalíes por las carreteras", denuncia también Santiago Iturmendi.

Un referente en caza mayor es la Reserva Natural de Las Batuecas, donde el nivel de actividad ha logrado mantenerse en un nivel muy alto, a pesar de los envites económicos. "Siguen viniendo muchos cazadores", reconoce Alfonso Sarmiento, gestor de una reserva que comprende la totalidad de los términos municipales de Nava de Francia, La Alberca, Herguijuela de la Sierra y Monsagro, y parcialmente los de Serradilla del Arroyo, El Cabaco y El Maillo. De hecho, más del 80% de los terrenos de la reserva son propiedad de estos pueblos.

La actividad cinegética en este importante espacio natural, ubicado en plena Sierra de Francia, genera cada año entre 250.000 y 300.000 euros de ingresos para estos siete ayuntamientos, que reciben cada año una importante inyección económica en función del porcentaje de territorio que tengan dentro de la reserva. "El dinero de la caza les supone unos ingresos muy importantes", reconoce Sarmiento.

El pasado 27 de enero se cerraba en Castilla y León la temporada de caza menor (que se abrió el 28 de octubre), mientras que en el caso de la caza mayor se extenderá todavía algunos días más en todas sus modalidades. Concretamente hasta el 24 de febrero.



Los autores de vertidos ilegales en Salamanca, cada vez más acorralados

Fresno Alhándiga advierte de que la plaza José Antonio "se va a quedar tal y como está" porque "no hace referencia a quien creen"

Un robo de 40 segundos. Las imágenes del alunizaje en el bar de La Fuente de San Esteban