22 mayo 2020
  • Hola

El salmantino de oro, en LA GACETA

Álvaro de Arriba, flamante campeón de Europa de 800 metros en pista cubierta, ha visitado las instalaciones del periódico

07 mar 2019 / 17:15 H.
    Cargando reproductor ...

Álvaro de Arriba volvió a visitar la redacción de LA GACETA, dos años después de haberlo hecho por el bronce en Belgrado, para brindar por haber protagonizado la mayor gesta de la historia del atletismo salmantino: la medalla de oro en el Campeonato de Europa en pista cubierta en Glasgow. El atleta salmantino compartió sus sensaciones y sus sueños para el futuro, además de contar anécdotas sobre lo que le espera en el Mundial de Doha, o en las próximas semanas, cuando ha sido invitado tanto al Camp Nou como al Santiago Bernabéu.

–Poco a poco la voy asimilando. Después de conseguirla hemos estado bastante ocupados atendiendo a los medios y no me ha dado tiempo realmente a pensarlo. Según vayan pasando los días y volvamos a la rutina de los entrenamientos empezaremos a darnos cuenta de lo importante que es este título de campeón de Europa. Pero lo que sí te puedo decir es que estoy muy feliz y contento, sobre todo por todo lo que hemos trabajado para lograrla.

–El objetivo era estar en las medallas. Ya traía el bronce de Belgrado y a Glasgow llegaba muy bien. Ganar en Dusseldorf, donde estaban los principales rivales me dio mucha seguridad de cara a este campeonato. Incluso en la final tenía más nervios que otras veces porque veía la medalla muy al alcance de la mano porque me encontraba muy bien, y esos nervios eran por tener la oportunidad tan clara y no estropearlo.

–En los primeros metros sigo atrás, pero es verdad que a falta de 400 metros ya estoy más atento y mejor colocado. Incluso en las semifinales y en la final entre el 300 y el 400 ya estaba en cabeza con la seguridad de que si me ponía delante iba a ser complicado que alguien me pudiera pasar.

–Creo que los principales candidatos junto a mí eran Amel Tuka, por su marca y por su bronce en el Mundial al aire libre, Kramer, porque llegaba con la mejor marca europea, y Bube, que en este tipo de campeonatos siempre está en las medallas o muy cerca. Mi estado de forma era perfecto y lo que me faltaba, como en Berlín, era el tema mental de estar concentrado solo en esos 800 metros. En Glasgow lo he hecho en las tres carreras y creo que ha sido, junto al aspecto físico ya que otras veces también estaba al 100%, lo que nos ha dado esta medalla.

–A nivel europeo, en Berlín ya debería haber estado en las medallas pero no supe gestionar bien la final. A nivel mundial podemos estar en el ‘top 8’ y es el objetivo que vamos a empezar a trabajar con mucha tranquilidad para el Campeonato del Mundo de Doha, pero teniendo en cuenta que un año después hay unos Juegos Olímpicos.

–Seguro que la final de liga con el FC Barcelona, y nos tenemos que sentar a ver el calendario para llegar al Mundial al 100%. El año pasado ya teníamos acceso a casi toda la Diamond League, pero después de este oro ya no va a haber ningún problema.

–Con mucho optimismo, especialmente al ver que nuestra media de edad era de menos de 25 años. Se han conseguido muchas medallas, y hay que ver que no es solo el presente, sino que hay mucha gente que está ahí con 22, 23 o 24 años y que llegará en una gran edad a los Juegos de 2020 o incluso a los de 2024.

PALABRAS CLAVE