04 diciembre 2021
  • Hola

Sin mascarilla y con público 18 meses después

El fútbol base recupera “la normalidad” de antes de marzo del 2020: “Ha imperado la cordura. Eran las dos mediadas que más necesitábamos de cara a esta temporada: uno, porque estamos al aire libre; y dos, porque ya demostramos que hacemos las cosas bien”

28 sep 2021 / 16:38 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La idea de la FCyLF cuando dio el visto bueno a su Reglamento General y la primera Circular de la temporada 2021/22 era clara: “Normalidad”. Ligas base con sus 14 equipos de media, categorías, ascensos... Tres meses después la realidad ha superado a la ficción. No solo el gran grueso de esas Ligas ya está en marcha —las seis que restan lo harán a partir de este mismo sábado— sino que la “normalidad” se ha hecho verbo para dar la razón al planteamiento inicial: los jugadores han podido volver a disfrutar del aire en la carita en pleno partido y los padres y aficionados han vuelto a marcar el ritmo de los partidos. “¡Las dos cosas eran muy necesarias!”, ha sido la valoración general del fútbol de cantera en Salamanca. “Esto es fútbol base de verdad, no lo que tuvimos la temporada pasada que fue un sucedáneo. Ya no porque las Ligas fueran de aquella manera, sino por las mascarillas y por la ausencia de padres. Y fueron dos cosas que notamos mucho...”, señalaban a pie de campo entrenadores y coordinadores. La culpable de la mejor ‘vuelta al cole’ que se recuerda en el fútbol base de Salamanca ha sido la Circular número 10 del curso publicada el pasado jueves: “Nos es grato comunicar que en la tarde de hoy —fecha del 23 de septiembre— se ha recibido comunicación de la Dirección General de Deportes, del siguiente tenor literal: “Tal y como se ha informado esta semana desde la Dirección General de Deportes, tras la entrada en vigor el pasado martes del Acuerdo 100/2021, ya no resultan aplicables las medidas preventivas específicas que afectaban a la práctica de la actividad física y deportiva [...]. La Junta de Castilla y León interpreta que no resulta exigible el uso de mascarilla en el ámbito de las competiciones y sus entrenamientos, tanto al aire libre como en espacios cerrados, y tanto de carácter oficial como no oficial”. Cerrada la transcripción literal no sonó un cohete de milagro...

Sin mascarilla y con público 18 meses después

“Han puesto cordura en todo esto”, señala el coordinador del Pizarrales, Rober. “Parecía que íbamos a empezar peor que incluso la temporada pasada pudiendo estar en el fútbol Regional sin mascarilla y en Provincial con ella...”, señalaba haciendo referencia al transcurso del primer día de competición para la Primera alevín y benjamín que tuvo una semana de adelanto por su número de fechas del curso al superar la barrera de los 14 equipos estipulados. Un partido ha durado esa extraña norma: “Insisto, por lo menos alguien ha puesto cordura, y poco a poco vamos a recuperar la normalidad”.

Fuera de la avanzadilla que conforman los 31 equipos que dan forma a los alevines y benjamines de Primera, uno de los primeros campos en abrir sus puertas a la “normalidad” fue el Vicente del Bosque de Garrido. Que madrugó para acoger duelos alevines desde las 10:30 horas de la mañana del pasado sábado. El remolino de padres anunciaba la vuelta del ruido de sables a la grada: saludos, risas y... “Piiii”. Luis de Queipo les dio la bienvenida con su pitido inicial: “El ambiente es completamente distinto. La presencia de los padres en la grada es muy positiva porque da un ambiente y un ánimo que se han echado mucho de menos...”, reconocía el colegiado tras pitar su primer encuentro con público tras 18 meses de puerta cerrada. El partido era especial no solo por eso, sino también porque podía pitar sin el engorro de la mascarilla: “Es muchísimo más cómodo, dónde va a parar. No te la tienes que andar subiendo o bajando y te facilita la tarea, la verdad. Y no solo es cómodo para mí, sino también para los chiquillos, que sufrían una barbaridad y se la quitaban más de una vez para respirar”, anotaba.

“Jugar y entrenar con la mascarilla era un riesgo”

Sheila Mateos —madre de una jugadora alevín del Carbajosa— lo veía exactamente igual desde la grada. No había diferencia: “Para mí es perfecto poder estar otra vez en la grada. Es el mejor sinónimo de que vamos recuperando la normalidad...”. El otro era la mascarilla: “Esa medida la veo fenomenal, tener que entrenar y jugar con ella era un riesgo. He visto como les costaba respirar el año pasado y era una preocupación que teníamos”. Bien es cierto que algunos jugadores han seguido utilizándola por diferentes motivos: “Tengo cuatro abuelos y voy a tomar pronto la Comunión y por preocupación prefiero tenerla puesta. Además, soy portero y llevarla en el codo para luego entrar en el vestuario es molesto”, señalaba sus motivos para aún portarla, el pequeño Mateo García, que juega en el alevín del Calasanz. Pese a todo, se mostraba muy “contento” porque sus compañeros ya pudieran desprenderse de ella.

No había un solo rincón en el que la opinión cambiara el guion establecido desde primera hora: “¡Es lo mejor que han podido hacer!”, apuntaba a pie de banquillo el entrenador Chuchi Herrero, que sobre todas las cosas celebraba la vuelta de los padres: “A mí me encanta que vuelvan. Hay padres que incordian, pero el grupo que tengo yo son excelentes, animan y eso es la vidilla de los partidos”, se felicitaba porque el fútbol base vuelve a ser en familia, “como siempre”.

Hecho el reencuentro 18 meses después de la última vez que se pudo jugar sin mascarilla y con público en las gradas, la base ya piensa en levantar la siguiente restricción: los vestuarios. “Ojalá levanten pronto las prohibiciones y dejen entrar al cien por cien del equipo. Sobre todo, porque ahora llega el invierno y los más pequeños lo pueden pasar mal. Hemos demostrado todo este tiempo que hacemos las cosas bien y ojalá levanten estas medidas en breve”, apuntan.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png