25 septiembre 2020
  • Hola

El riguroso protocolo anti-COVID para el fútbol federado... que también afecta a los padres

Las medidas incumben a responsables de instalaciones, deportistas y espectadores

27 jul 2020 / 10:03 H.

La Federación de Castilla y León de Fútbol ha dado a conocer las normas para el regreso del fútbol y el fútbol sala de cara a la temporada 2020/21. Lo ha hecho adaptando a sus deportes el protocolo elaborado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León a través de la Dirección General de Deportes. El protocolo ha sido fruto de semanas de estudio y reuniones y servirá para marcar el camino a federaciones, instituciones, clubes, aficionados y titulares de instalaciones de cara a la ‘nueva normalidad’ con la que tendrán que disputarse a partir de ahora las competiciones deportivas.

Además de las medidas de seguridad generales, como el uso de la mascarilla o la distancia de seguridad, el protocolo presta una atención especial a que tanto los deportistas, técnicos y aficionados estén permanentemente controlados para evitar contagios. Aquí será parte fundamental la actuación de los clubes y que los futbolistas sean responsables, comunicando inmediatamente si tienen algún síntoma relacionado con el coronavirus y no acudiendo a la instalación deportiva. Los aficionados que acudan a las competiciones (siempre de acuerdo al número máximo permitido por la Junta) tendrán también que aparecer en una hoja de registro para saber en cada momento qué personas han acudido a cada partido.

En este sentido, el protocolo de la FCYLF no permite que haya espectadores en los entrenamientos, por lo que de momento se acabará la tradicional imagen de los padres siguiendo de cerca las evoluciones de sus hijos para después volver a casa.

El control de temperatura, la prohibición de compartir material, o la indicación de que los equipos locales no usen los vestuarios de la instalación en los partidos siempre que sea posible, son algunas de las medidas estudiadas para intentar impedir la aparición de algún contagio.

Los titulares de las instalaciones o los clubes que se encargan de ellas deberán proceder a las medidas de limpieza y desinfección.

Siendo posible el regreso de aficionados siempre que se mantengan las distancias se seguridad y no se supere el porcentaje del aforo permitido por las autoridades, habrá que promover la reserva por anticipado, antes de la cumplimentación de la ficha para los informes de trazabilidad y declaración responsable frente al COVID-19, lo mismo que habrá que hacer en el caso de venta de entradas en la misma instalación.

Otro punto importante serán los entrenamientos, especialmente cuando distintos equipos comparten horario en un campo. En el caso del fútbol, no podrá haber más de 30 personas, 20 en el fútbol sala, llevándose a cabo la preparación física y la técnica individual con los futbolistas lo más diseminados posible. El máximo de la sesión será de 90 minutos.

PALABRAS CLAVE