Borrar
Pacas de paja en una parcela cercana a la capital. ARCHIVO
La paja en el punto de mira: sin precio y con la exportación parada

La paja en el punto de mira: sin precio y con la exportación parada

Sigue sin cotizar en la Lonja por las diferencias entre productores y compradores. Los países árabes han dejado de comprar y la previsión es que haya «más que de sobra«

Isabel Alonso

Salamanca

Miércoles, 10 de julio 2024, 13:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El precio de la paja sigue siendo la gran duda de esta campaña y también un problema para la Lonja de Salamanca, donde las diferencias entre productores y compradores hicieron imposible que el lunes se estrenara en la tablilla de cotizaciones.

Uno de los mayores operadores de la provincia cifra en 35-40 euros el precio de la paja «en tierra», a lo que habría que sumar los portes en función de la distancia a la que se lleve.

Se trata de un precio similar al que se está pagando en provincias cercanas como Valladolid y también en comunidades como Andalucía, donde se opera a 30 euros, después de que su precio haya caído a la mitad desde el inicio de la campaña.

También en la sesión de este lunes de la Lonja de Salamanca se habló de 35-40 euros, al menos por parte de los compradores, mientras que los agricultores elevaron esta cifra hasta casi el doble al asegurar que no está saliendo tanta de las tierras.

A la duda de cuál será el precio de la paja esta campaña se suma la incertidumbre por otro problema añadido, que es el parón que ha sufrido la exportación.

Los países árabes, principales compradores junto a Marruecos, han dejado de comprar y la previsión, al menos en este momento, es que habrá paja «más que de sobra» para los ganaderos de Salamanca.

El precio de la paja ha sido en la última campaña uno de los grandes problemas para los ganaderos salmantinos, que han tenido que pagar por ella igual que por la cebada. Prueba de ello es que su valor en la Lonja de Salamanca llegó a los 160 euros, por encima de la cotización que tuvieron la cebada y el trigo en cinco años desde 2006.

Este precio «histórico» ha hecho que la actual campaña esté en el punto de mira de los agricultores y ganaderos salmantinos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios