Borrar
Parcela inundada en Palaciosrubios. J. H.
Las lluvias mejoran las previsiones de trigo y cebada en Salamanca

Las lluvias mejoran las previsiones de trigo y cebada en Salamanca

Según el informe del ITACyL, sería la mejor cosecha desde 2009 sólo superada por la de 2020

Martes, 2 de abril 2024, 20:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las últimas precipitaciones preocupan en el campo por el retraso en las siembras de garbanzosy patatas, aunque los agricultores confían en poder entrar en las tierras, ahora gran parte de ellas encharcadas, durante este mes. De ser así, estiman por lo general que las fechas aún serían buenas para ambos cultivos.

Si bien las lluvias han perjudicado a estos productores, en los últimos 15 días han hecho que aumenten las previsiones de cosecha tanto de trigo como de cebada, según el informe que realiza el Instituto Tecnológico Agrario -ITACyL- en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En él se constata que en la provincia de Salamanca la precipitación registrada desde el pasado 1 de octubre supera en un 25 % en la mayoría de la provincia el promedio registrado en los últimos 30 años. Sólo en la zona más próxima a la capital salmantina la precipitación es idéntica a esa media. En cuanto al tanto por ciento respecto a la precipitación en los últimos 30 días con respecto a los últimos 30 años, es del 200-250% en la mayoría de la provincia y sólo al este y alrededor de la capital es más baja y, aún así, 50 puntos por encima de la media.

Con las últimas lluvias mejoran en el informe del ITACyL las previsiones de trigo y cebada. En el caso del trigo, desde el pasado 15 de marzo mejora en dos puntos (19 ahora por encima de la media histórica), y de cosecharse ahora sería la mejor campaña desde 2009, salvo la de 2020 (estuvo 37 puntos por encima de la media). En el caso de la cebada, desde el pasado 15 habría ganado cuatro puntos, y se situaría 31 por encima de una cosecha media. De recolectarse ahora, sería la mejor campaña desde 2007, con la excepción también de la del 2020, que terminó con una cosecha de cebada 39 puntos por encima de la media.

Las lluvias han llenado charcas ganaderas y también los embalses, hasta el punto de que el de Santa Teresa bajó en las últimas horas en torno a 1 hectómetro porque había llegado el pasado día 31 a los 442. Desde el pasado 28 de marzo este embalse, que es el principal para el riego en Salamanca, ha ganado pese a esa salida de agua casi 17 hectómetros cúbicos. En cuanto al de Almendra, sólo en el día de ayer aumentó en torno a 24 hectómetros cúbicos de agua y está casi al 90% de su capacidad.

La campaña de regadío empezó este martes de forma oficial aunque con las últimas precipitaciones las comunidades preparan el riego pero no tienen fecha para iniciarlo porque lo que sobra ahora en el campo es agua, que es lo que impide entrar en las parcelas y sembrar. Si se hubiera iniciado ayer, sería la campaña de riego que comienza con más agua almacenada en Santa Teresa al menos desde 2013. Ese año llegó a los 423 hectómetros cúbicos, 18 menos que ahora, y en este momento se espera aún agua procedente de nieve.

En Salamanca, y según el avance de superficie y producción publicado por el Ministerio de Agricultura, esta campaña 2024 habrá un 8,4% más de hectáreas de trigo, cebada, avena, triticale y centeno en la provincia de Salamanca. A trigo se destinan 63.025 hectáreas y a producir cebada, 32.500, según ese avance.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios