Borrar
Imagen de una parcela de Hermógenes Terradillos.
«Estos días son claves para la cosecha»

«Estos días son claves para la cosecha»

Los agricultores señalan que parte está aún sin granar y no soportaría temperaturas altas durante 8-10 días. El calor favorece en cambio a cultivos de regadío, como el maíz

Susana Magdaleno

Salamanca

Lunes, 27 de mayo 2024, 13:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El cultivo de la cebada atraviesa por diferentes etapas y a la formación de tallos le sigue el espigamiento, después la floración y el llenado de grano, previo a su maduración. Ahora en la provincia hay gran parte del cereal que aún no ha terminado la fase de llenado de grano y eso le convierte en más vulnerable frente a las altas temperaturas.

El viernes subieron las temperaturas y, aunque no fueron elevadas, el hecho de que el cereal esté aún a medio granar causó preocupación entre los agricultores porque el viento que hizo aceleró el secado de parcelas. La previsión del tiempo no tranquiliza, con la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología para Salamanca de temperaturas entre 27 y 31 grados hasta el miércoles, con viento del oeste este último día. La temperatura mínima alcanzará ese día los 14 grados y lunes y martes, entre 10 y 11. Ya el fin de semana y según eltiempo.es, las temperaturas bajarán hasta los 24-25 grados y seguirán así unos días.

Hermógenes Terradillos es agricultor de El Campo de Peñaranda y cultiva este año en torno a 150 hectáreas, entre cultivos ecológicos y convencionales y regadío y secano.

En su opinión, tal y como está el campo, la cosecha soportaría 3 días de calor pero no entre 8 y 10 «porque está ahora a medio granar» aunque la cebada, indicó, esté algo más avanzada. El cereal de secano ahora pide temperaturas en torno a los 25 grados y sin el viento de este sábado «qué está quemando las parcelas», advirtió Hermógenes Terradillos. También los agricultores piden algo de agua para ayudar a la cosecha.

Si el secano pide esto, no hay coincidencia ni entre los agricultores porque aquellos que tienen cultivos de regadío lo que desean ahora es que suban las temperaturas. Las suaves de este mayo han ralentizado el desarrollo de ciertos cultivos, como el maíz, y ahora el cultivo necesita calor. Entre los agricultores está extendido que los años buenos para el secano no lo son para el regadío y al revés. Los ganaderos lo que temen es que se acelere ahora el secado de los pastos por un exceso de calor.

En cuanto a la cosecha que se recogerá y a la espera de lo que ocurra en los próximos días, el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León -Itacyl- en el boletín que elabora en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología -Aemet- ha bajado ligeramente la previsión para Salamanca. Si hace una semana apuntaba a un 19% más de cosecha de trigo que en la media de los últimos 30 años para la provincia de Salamanca y del 20% en el caso de la cebada, en el informe del pasado 24, con datos del 22 de mayo, los situaba un 18% por encima y un 19%, respectivamente.

Los agricultores lo que advierten es de la desigualdad entre parcelas. Hermógenes Terradillos apunta que en su caso tiene parcelas donde espera obtener 2.500-2.800 kilos por hectárea y otras en las que, sin embargo, no superará los 1.000. «Todo dependerá de la granación», señaló. Otro peligro son enfermedades o plagas. El Itacyl ha advertido de presencia de roya amarilla en trigos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios