07 julio 2020
  • Hola

Cuentas pendientes en la Lonja de Salamanca

Tensión en las mesas de porcino y vacuno de vida. El ganadero Miguel Ángel Sánchez dimitió tras calificar de “farsa” las bajadas de los tratantes; enfrentamiento por el uso aleatorio de la Lonja de Extremadura

29 jun 2020 / 21:15 H.

La paz en las mesas de porcino y vacuno de vida no llegará a corto plazo. Las antagónicas propuestas fueron más allá de tener visiones diferentes. Tras más de tres meses de lonjas virtuales, llegó la hora de ajustar las cuentas.

Si la semana pasada los ganaderos de la mesa de vacuno de vida optaron por no cotizar con un enfado mayúsculo, Miguel Ángel Sánchez, vocal de los ganaderos, presentó su dimisión y calificó de “farsa” y “tomadura de pelo” que los tratantes propusieran un nuevo descenso de 6 céntimos. “Los terneros se están vendiendo a 2,90”, expresó a la vez que criticó que los compradores les acusaran de “falta de profesionalidad” al querer reestructurar la mesa. En el mismo sentido, se expresó Adolfo que lamentaba que se pusiera en duda la labor de los ganaderos: “No entiendo que venga un señor a decir quién tiene que estar o no en la mesa”, denunció. Del lado de los tratantes, la situación sigue sin ser ideal. Tan solo acudieron Roberto Tapia y Honorio Navarro, que se salió del guión siendo el único que pedía repetición, mientras que el resto pidieron bajadas de seis céntimos. Incluso el tratante José Muñoz no cotizó ni siquiera de forma virtual.

En el porcino la división se reflejó sobre todo por la utilización de la Lonja de Extremadura por parte de los industriales, salvo Luis Ramos que se salió del guión por no ser partidario de la postura mayoritaria. “Lo que ha hecho la Lonja de Extremadura no tiene ni pies ni cabeza. Es como el Guadiana. No puede estar diez céntimos por encima y bajar 30”, palabras que fueron agradecidas por el ganadero Celestino Martín: “Se ha desprestigiado tres meses esta mesa”. El diputado Julián Barrera, presidente ayer de todas las mesas, lamentaba que se hubiera “roto la moderación” en la pandemia”. “Es difícil perder dinero todos los días y hemos tratado de repartir las pérdidas”, se justificaba sobre las decisiones de las últimas semanas y que ayer de nuevo no fueron entendidas por los industriales que veían un aumento en el precio del ibérico de cebo y de campo.

PALABRAS CLAVE