28 junio 2022
  • Hola

“Catástrofe” en el campo salmantino: “Nunca se había echado de comer a las vacas en Corpus

La prolongada sequía aumenta la crisis del sector agrario y ganadero de la provincia con terribles consecuencias: “nunca antes se había echado de comer a las vacas en Corpus”, afirman los profesionales

20 jun 2022 / 09:43 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Se puede afirmar sin temor a exagerar ni siquiera un poco que el campo está en una situación catastrófica e histórica”, afirmaba ayer un ganadero de la comarca de Vitigudino, una de las más afectadas por la ausencia de lluvias.

Una prolongada sequía que no ha conseguido paliar las tormentas, más habituales en la época estival, que en los últimos días se han formado en el oeste de la provincia, “pero que apenas han dejado caer unas gotas que ni siquiera sirven para humedecer la tierra, porque el intenso calor hace que el agua escasa se evapore rápidamente”, afirman los profesionales de la zona.

Una ausencia de lluvias a lo largo de prácticamente toda la primavera que ha provocado que la imagen que ofrecen los campos dedicados a la cría y engorde de las cabañas ganaderas, tanto de ovino como de vacuno en extensivo, sea más propia del mes de agosto que de mediados de junio.

“En los muchos años que llevamos dedicados a la ganadería en Vitigudino nunca antes habíamos tenido que echar de comer a las vacas en Corpus”, aseguró ayer José Antolín Alonso Vicente, quien además se mostró contundente: “y damos gracias a que algunas charcas todavía resisten, pero esto no va a durar mucho y en pocos días, si sigue sin llover en condiciones, al forraje y el pienso le tendremos que añadir el coste de llevarles agua a las vacas”.

Una situación crítica para muchos ganaderos que ven cómo se reducen aún más los ya de por sí escasos beneficios que obtienen por los elevados costes de las materias primas y suministros, a los que ahora se suman “lo que cuesta el pienso, que también ha subido y mucho, y los combustibles que se gastan para llevarlos hasta las explotaciones”, aseguran los ganaderos.

Estos elevadísimo costes de producción, a los que ahora se añaden la falta de hierba y agua en los campos, están haciendo que en algunas de las zonas de la provincia de Salamanca más afectadas por la sequía “haya gente que esté mandando directamente al matadero a parte de su cabaña para poder asegurar el mantenimiento de la explotación”, afirman los profesionales, que miran “con algo de esperanza, aunque no mucha, las anunciadas lluvias y descenso de temperaturas”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png