15 octubre 2021
  • Hola

Las temperaturas extremas que levantaron estos concursantes en ‘First Dates’: “Estoy más caliente que las fiestas de mi pueblo”

Paula y Jorge hicieron de su cita en el programa de Cuatro una auténtica declaración de intenciones en términos sexuales

Madrid /
15 jul 2021 / 11:41 H.
Ver Comentarios

De “me encantaría echarlo en la cama, untarlo de macarrones con su salsa de tomate y chuparlo desde el dedo gordo del pie...” de ella a “me encanta el sexo duro. Me encanta hacer el sexo, la verdad... Yo soy un hombre muy caliente” de él. Estas son algunas de las frases que los pretendientes de ‘First Dates’ se dijeron. Unas afirmaciones que no fueron las únicas ya que todo el tiempo que pasaron juntos estuvo lleno de estas oraciones.

Paula y Jorge acudieron al programa presentado por Carlos Sobera con las intenciones muy claras y como se suele decir popularmente “se juntaron el hambre con las ganas de comer”, una frase que resume perfectamente la situación que se vivió en el espacio de Cuatro.

Ya desde la primera conversación dejaban claro lo que venían a buscar al programa, “quiero un chico que sea activo sexualmente” decía Paula a lo que Jorge le respondía “yo en la cama soy un toro”. Poco a poco las conversaciones fueron aumentando el tono explícito y los concursantes nos dejaron perlas como las siguientes:

- “Me gusta el número cuatro. Me gusta echar cuatro polvos al día o masturbarme cuatro veces al día si no hago el acto sexual”. Paula.

- “Me encanta el sexo duro. Me encanta hacer el sexo, la verdad... Yo soy un hombre muy caliente”. Jorge.

- “A mí me encantaría echarlo en la cama, untarlo de macarrones con su salsa de tomate y chuparlo desde el dedo gordo del pie, hasta el último pelo de la cabeza, lo chuparía”. Paula.

- “Me pone super ardiendo... super caliente. Me hace desatar a la bestia que llevo dentro”. Jorge.

El colofón final vino cuando uno de los camareros invitó a los comensales a bailar, momento en el que nuestra ardiente pareja se desataron y se comieron a besos durante el baile. Algo que ella comentaba diciendo lo siguiente: “el bulto estaba no muy pronunciado... pero estaba pronunciadito. No estaba pronunciado del todo... pero se pronunciaba”.

Para finalizar y ya fuera del espacio del restaurante, quedaron obviamente para una segunda cita e incluso no pudieron esperar ni que llegara ese momento, “vámonos al hotel que ya no aguanto”, le pidió Paula a Jorge llevándoselo de la mano del restaurante.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png