01 diciembre 2021
  • Hola

Cómo ver el meandro del Melero sin salir de Salamanca

Existe una bonita ruta para alcanzar esta joya de la naturaleza en territorio cien por cien salmantino

29 mar 2021 / 17:01 H.
Ver Comentarios

Es una de las joyas más caprichosas de la naturaleza. Un enclave natural único allí donde la Sierra de Francia salmantina y La Hurdes cacereñas se dan la mano. Un tesoro compartido por ambas provincias que estos días presenta su imagen más espectacular. Hablamos del meandro del Melero. La curva cerrada que el río Alagón forma mientras sus aguas se mantienen apaciguadas por el embalse de Gabriel Galán. Los cierres perimetrales autonómicos impiden a los salmantinos acercarse hasta el mirador de La Antigua, la mejor atalaya para contemplarlo. Pero existe una opción de visitarlo sin infringir la ley. Hay que recordar que la porción de tierra que forma el meandro, la conocida como isla de Romerosa, se encuentra en tierras salmantinas. Concretamente en el término municipal de Sotoserrano. Gracias a una sencilla ruta podremos alcanzar este paraje y contemplar una vista totalmente diferente del meandro, pero no menos fascinante.

Cómo llegar hasta el meandro del Melero desde Cabaloria

Para comenzar la ruta hay que desplazarse hasta el pueblo fantasma de Cabaloria. Se trata de una alquería dependiente de Sotoserrano que fue abandonada en 1965 por la construcción del embalse de Gabriel y Galán. Los vecinos de la localidad se quedaron sin tierras de cultivo y se vieron obligados a emigrar. Hoy solo quedan los vestigios de algunas de sus viviendas que miran con nostalgia al río Alagón. Desde este punto parte un camino que se adentra en un bonito olivar y transita en paralelo al Alagón. Aunque no está señalizado, no habrá pérdida alguna ya que en todo momento el río servirá como referencia.

Cómo ver el meandro del Melero sin salir de Salamanca

Pasaremos por una antigua almazara antes de coger altura y adentrarnos en el tramo más bello de la ruta. Las vistas de las curvas que va formando el Alagón son formidables. Entre pizarras, alcornoques y matorral bajo iremos despidiéndonos del río para penetrar en la frondosidad del monte. Coníferas, jaras y eucaliptos nos envolverán durante algunos metros para regresar nuevamente a la ribera. Solo quedará caminar por la orilla para alcanzar definitivamente la base del meandro. En este punto tendremos dos opciones. Una es dar la vuelta al completo a la isla de Romerosa y ver desde cerca a los extremeños asomándose al mirador de La Antigua. Y otra es tomar la pista que sale justo enfrente para coger altura y obtener unas panorámicas formidables del curso del Alagón.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png