02 diciembre 2021
  • Hola

López Chaves, el triunfo del toreo más solidario en Ledesma

El diestro vuelve a hacer del festival a beneficio de Aerscyl una gran fiesta y comparte triunfo con Raquel Martín, Jarocho y El Mene en un entretenido festejo en el que se lidiaron novillos de buena nota

10 oct 2021 / 08:58 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El ruedo se inundó de generosidad y solidaridad. Los toreros entregaron su arte a una buena causa. Torearon para la Asociación de Enfermedades Raras de Castilla y León (Aerscyl) y cada gesto, cada envite, cada mirada, cada aparición en el ruedo estuvo cargada por un entrañable signo de complicidad. La cara de López Chaves, todo entrega con los más pequeños, lo decía todo. La sonrisa, casi constante durante toda la función, respondía a la satisfacción de otro de los grandes triunfos de su vida: el haber logrado dar continuidad por segundo año a un festival benéfico que le honra y que le engrandece. Que le retrata también. Ni la pandemia que surgió entre el primero y este ha logrado frenar la entrega absoluta con este fin con el que se ha volcado sin reservas. “En mi mundo, el raro eres tú” es el lema de la asociación. Y lejos de rarezas López Chaves se ha convertido en uno de sus grandes embajadores. Volvió a ser un derroche de generosidad con quien lo necesita o a quien trata de hacerle una vida mejor.

Y además de su solidaridad, López Chaves lo que mejor sabe hacer es torear. Y a su primero lo toreó fantásticamente bien. Con un temple exquisito para tratar de mantener en pie la bondadosa embestida, la dulzura y el son de un animal que parecía derretirse en cada envite. Tenía tanta nobleza como falta de fuerzas. Lo trató a placer siempre, toreó al ralentí con un aplomo espléndido. Derrochó bondad a borbotones el de Casasola pero no podía con su alma y lo que caminó fue gracias al prodigioso uso de las telas del ledesmino. La faena se vivió sin grandes excesos pero estuvo plagada de riquísimos detalles técnicos y artísticos. Con el de Palla que hizo quinto fue más de imponerse que de suavidad. Un poderoso inicio por alto con pases de costadillo pero con autoridad asentaron a un novillo que entonces estaba rebrincado y molesto. Poderoso siempre, ordenó a su oponente, con mando y asiento. Y así se impuso. Se desentendió el torete en cuanto se sintió podido. Le hizo estar atento y alerta todo el tiempo.

Raquel Martín lanceó de manera prodigiosa al flacón novillo de Domingo Hernández, todos los kilos que le faltaban los contrarestró con bravura. Seguridad, gusto y empaque, ganando pasos, con asiento siempre, remató en los medios con garbo, torería y autoridad. Pronto y entregado, codicioso siempre, el de Domingo Hernández fue toda una catarata de buenas embestidas, con una maravillosa manera de humillar. Y, además, fue todo bondad. Los parones que surgieron por cites a destiempo los solventó Raquel Martín con valor aguantando las miradas. Lo toreó a placer y se le vio siempre solvente, segura y muy preparada, hasta que montó la espada y lo tiró todo por la borda. Pinchó, pero preocupó más la forma como lo hizo y cómo ejecutó la suerte.

El de Montalvo fue bravo, humillador y repetidor. Con gran entrega en todo momento. Arrancó por abajo con las dos rodillas en tierra; y fue potenciando las virtudes a medida que avanzaba la faena. Mantuvo el pulso y Jarocho dio la cara con arrojo, aguantó muy quieto las miradas y no se inmutó. Se gustó en las postrimerías y tiró de inspiración en los remates de pecho. El Mene firmó una faena con altibajos con el murube de José Manuel Sánchez. Pronto, alegre y boyante en largas y humilladas embestidas de inicio, echó el freno de mano en cuanto acortó las distancias y se metió encima. En cuanto más cerca se puso, menos viaje le regaló y más le repuso. Le costó dominar la situación y se fue embarullando. La eficacia con la tizona le puso el doble trofeo en la mano.

Al sexto, de regalo, lo lidiaron entre todos. Un gran saludo a la verónica de El Mene, a Chaves se le atragantaron las banderillas en un tercio en el que Jarocho puso, en primer lugar, un par soberbio; mientras que Raquel Martín volvió a derrochar calidad y buen gusto. Todo surgió y brotó por una buena causa. Por un motivo feliz.

LA FICHA

Más de media entrada en tarde soleada.

NOVILLOS DE CASASOLA (1º y 6º), noble y de excelsa bondad pero sin fuerza alguna uno; y el lidiado como sobrero fue noble, aunque se rajó al final, fue premiado con la vuelta al ruedo; DOMINGO HERNÁNDEZ (2º), bravo y codicioso; MONTALVO (3º), bravo y a más, humillador y de excelente calidad, que fue premiado con la vuelta al ruedo; JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ (4º), bueno al principio, se fue agriando; y ANTONIO PALLA (5º), con carácter.

LÓPEZ CHAVES

Estocada —dos orejas—; y estocada —oreja—

RAQUEL MARTÍN

Ocho pinchazos y una estocada casi entera —ovación con saludos tras aviso—

JAROCHO

Dos pinchazos y gran estocada —oreja—

EL MENE

Estocada —dos orejas—

Al finalizar el paseíllo sonó el himno nacional y se guardó un minuto de silencio en memoria de Jose Prieto, ex alcalde de Ledesma.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png