13 junio 2021
  • Hola

El debut soñado de la perla femenina del toreo salmantino

La novillera cortó tres orejas y Puerta de los Cónsules en Arles

10 jun 2021 / 09:55 H.

Hacía 48 años que un salmantino no se estrenaba con el traje de luces en una novillada sin picadores en una plaza de primera categoría. El último referente fue José María Martín ‘El Salamanca’ que lo hizo en Pamplona en 1973. El testigo lo ha cogido Raquel Martín que, el domingo en Arles, hizo lo propio y además lo rubricó con un triunfo contundente: cortó tres orejas y salió a hombros por la Puerta de los Cónsules del anfiteatro romano provocando todo un suceso taurino en Francia, donde deslumbró su mano izquierda, la contundencia con la espada y la torería este nuevo valor surgido de la Escuela taurina de Salamanca.

A Raquel Martín le esperan desde el martes hasta el viernes seis exámenes con los que se juega su acceso a la universidad. Tiene ante sí el reto de la EBAU tres días después de haber revolucionado la Francia taurina con su apoteósica presentación el domingo en Arles, en lo que era el estreno de la temporada gala. Todo un suceso. Ahora tiene otros seis ‘toros’ por delante en el mayor reto académico que jamás afrontó. Y está centrada en ello.

Enclaustrada bajo el flexo y ante los apuntes, aislada del torbellino que le rodea y de que su nombre, de repente, está en boca de todos. Su presentación con el traje de luces no pudo ser más contundente. Tres orejas en una plaza de primera categoría y la ilusión de un nuevo valor que, de momento, ha cautivado al siempre exigente público francés, que la sacó en volandas por la Puerta de los Cónsules del anfiteatro romano de Arles. “Me impresionó cómo me recibió el público. Pese a no ser de allí ni conocerme nadie me dieron gran cariño”, puntualiza Raquel Martín.

“Ni siquiera me había atrevido a soñar tanto...”, explica Raquel Martín sobre la experiencia en su primera novillada sin picadores.

Solo había toreado una clase práctica en Villoria en octubre. “Era consciente de lo que suponía y sabía que tenía que dar lo mejor. Había que triunfar sí o sí y demostrar porqué estaba anunciada en Arles. La salida a hombros fue maravillosa”.

Era su estreno con el traje de luces, que siempre es una de las primeras ilusiones de quien sueña la gloria de toreo: “Cuando vi por la noche la silla colocada con el vestido me puse nerviosa. A la mañana siguiente estuve tranquila, hasta llegar a la plaza, que fue cuando volvieron los nervios. Una vez que salí al primer quite me solté y ya sentía el traje como si fuera mi segunda piel”.

Su primer terno, lila y oro, con bordado de vistosas flores de colores, era de su actual mentor, Cristina Sánchez, con quien firmó su primer apoderamiento en enero. Un día en casa de la que ha sido la mujer que más alto llegó y mayores cotas consiguió en la historia del toreo, le sacó varios vestidos y el que mejor le quedó se lo regaló a Raquel, que reconoce que aún no es consciente de la repercusión que ha tenido el suceso de Arles, donde el domingo lució ese precioso terno.

Con él, Cristina Sánchez estoqueó seis novillos en solitario en Toledo (1993). “El día de Arles fue precioso para las dos. Para mí ese triunfo era la forma que tenía de agradecerle la apuesta que ha hecho por mí. Ella se emocionó al verme vestida con su traje. Yo nunca lo podré olvidar”, recuerda Raquel Martín, que se quedará para siempre la apuesta sin reservas que lanzó por ella José Ignacio Sánchez, el director de la Escuela taurina de Salamanca: “Ha estado conmigo siempre y jamás podré agradecerle todo lo que ha hecho por mí. Se ha sacrificado para acompañarme y estar a mi lado en todo momento, él me ha enseñado todo y él me puso en el camino a Cristina. Se lo debo todo”, puntualiza agradecida.

Un futuro con fechas a la vista

Ahora está centrada en la EBAU: “Tengo una gran presión porque, aunque quiero seguir con este proyecto adelante, estoy muy contenta y torear es lo que me hace más feliz, me gustaría seguir estudiando y empezar en la universidad”. Aún no tiene decidido qué carrera. A partir del viernes, volverá a pensar en el toro. El día 26, en Carrascal de Barregas, tiene fijada la siguiente cita con el traje de luces.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png