Borrar
Alberto Sandoval, el pasado martes en el coso de Las Ventas. PLAZA 1
Alberto Sandoval: «Las ovaciones en Madrid se clavan en el alma»
ENTREVISTA AL VARILARGUERO SALMANTINO

Alberto Sandoval: «Las ovaciones en Madrid se clavan en el alma»

El joven varilarguero salmantino se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de San Isidro donde ha hecho el paseíllo ocho ocasiones y donde ha sido distinguido por Plaza 1, la empresa de las Ventas Madrid, como el mejor picador de la feria

Javier Lorenzo

Salamanca

Martes, 11 de junio 2024, 21:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Han sido ocho tardes en la feria y un rosario de brillantes puyazos de las más variadas marcas. Por el tercio de varas al penúltimo, el del viernes que cerró la corrida de Victoriano del Río, le han dado el premio al mejor picador de San Isidro. Atrás quedaron otros siete, uno en la novillada (Lalo de María) y seis más en corridas de toros (Álvaro Alarcón, Damián Castaño o y las tres de Borja Jiménez).

Alberto Sandoval recuerda con interés el tercio de varas al toro de José Escolar. Por lo vibrante, por lo espectacular y por como lo hizo todo. La maestía de este joven piquero quedó de manifiesto, en las formas de montar y manejar el caballo, en torear en él para fijar la embestida, en ofrecer el pecho siempre, el suyo y el del caballo, en lanzar la vara y en coger al toro en lo alto para ahormar sin dañar.

Eso que es la teoría de la suerte de varas más clásica es lo que le ha convertido a Alberto Sandoval en uno de los mejores varilargueros del momento. Es salmantino de Pelarrodríguez, tiene 31 años y este año cumple quince desde que con 16 empezara a picar. Se estrenó en 2009, dos años después logró ya el carnet para comenzar a picar toros y picó por primera vez en Las Ventas en el verano de 2011, con Adolfo Ramos. En 2023 la peña El Puyazo le distinguió como el mejor picador de San Isidro y éste ha logrado ese galardón en los premios oficiales de la empresa de Madrid.

¿Qué supone este galardón?

—Es un orgullo que te den el premio al mejor puyazo de San Isidro, es la feria más importante del mundo. Además fue un día muy bonito en el que mi matador (Borja Jiménez) pudo salir a hombros. Aquel toro me dejó hacer las cosas como me gustan, torear a caballo, echar el palo...

La feria no solo ha sido triunfal en cuanto al premio sino también extensa en cuanto a actuaciones...

—Sí, he tenido la suerte de poder picar en ocho festejos, siete corridas de toros y una novillada y la valoración es muy positiva. No todos los días han salido redondos y las cosas como uno espera, pero en conjunto fue bien. Estoy satisfecho.

¿A los picadores también les pesa tanto Madrid como a los toreros?

—Madrid pesa para todo el mundo. La presión de allí, de San Isidro, es muy grande para todo el mundo, allí todo el mundo se juega mucho, y a repercusión de todo lo que allí sucede es muy grande. Pesa mucho, personalmente mucho. Quieres que todo salga a la perfección para tu matador, y bien a uno mismo.

Además del puyazo del pasado viernes por el que le han premiado, ¿qué otros recuerda?

—Hubo otros días redondos y muy bonitos; por ejemplo, la tarde que piqué con Damián Castaño. El toro de José Escolar (segundo de la tarde) resultó un toro muy muy emotivo con el que la gente se emocionó mucho en la plaza. El toro lo pusieron tres veces al caballo, con lo que eso supone en Madrid, el tercero muy de lejos fue muy bonito...

¿El examen a los picadores en esa plaza es muy distinto al resto?

—Madrid es distinto y más exigente en todo y para todos. Las ovaciones de Las Ventas son distintas a todas las demás. Allí la exigencia es máxima y la recompensa y las satisfacciones cuando sale bien, también.

¿Qué repercusión tiene San Isidro para un picador como usted?

—Te das cuenta que en Madrid todo tiene una repercusión mayor. Es una satisfacción que te llamen toreros con los que incluso no has tenido relación porque les gustas como profesional y quieren que vayas en sus cuadrillas. Eso es muy bonito. Es un orgullo que te llamen para torear…

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios