26 septiembre 2021
  • Hola

El infierno de uno de los presentadores icónicos de la televisión de los 80 y 90: “Perdí las dos piernas”

Ángel Casas ha relatado el calvario vivido desde que en 2013 le fuera diagnosticado un cáncer

04 ago 2021 / 18:22 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Uno de los presentadores más populares de la televisión en España en los años 80 y 90 del siglo pasado, Ángel Casas, ha relatado en una entrevista en el diario ‘Ara’ el calvario que ha sufrido desde que en 2013 le fuera diagnosticado un cáncer.

Según ha confesado, una visita al médico por una supuesta anemia desembocó en el descubrimiento de un duro cáncer cerca del páncreas que fue descrito por una doctora como “una cumbre de 4.000 metros”. Aún así, “salgo adelante”, narra en la entrevista.

Sin embargo, esta solo es la primera etapa de un duro viaje de hospitales. En 2018 tuvo que comenzar a someterse a un tratamiento de diálisis, pues ninguno de sus riñones funcionaban correctamente, y dos años más tarde se somete a una operación de trasplante. “El 15 de enero de 2020, en Bellvitge, Olga, mi mujer, me regala un riñón. Y todo va razonablemente bien”, cuenta.

Coincidiendo con el comienzo de la pandemia, llega el verdadero “infierno” para el periodista. Así lo ha descrito él mismo, que asegura que le indicaron más de cinco veces que iba a morir.

La razón es una enfermedad rara, calcifilaxia, que afectó primero a su pierna derecha y después a su izquierda. Tras muchos diagnósticos y un “dolor horrible”, Casas tuvo que ir “directo a amputación”. “Durante la verbena de Sant Joan del 2020, entre petardos, me amputaban la pierna derecha”, recuerda.

Cuando la afección llegó a la pierna izquierda, se repitió el mismo procedimiento. Los médicos aseguraron que de esa “no salía”, pero el catalán se toma con humor su situación.

Estoy acostumbrado a perder cosas. Perdí un trozo de intestino y el duodeno, al que tenía mucho cariño. A la pierna también le tenía, aunque quizás más a la izquierda porque soy zurdo” comenta con humor y añade: “Le pregunté al médico qué habían hecho con ella y no me supo responder”.

Ángel Casas hace esta entrevista tras una semana encontrándose bien: “He salido del infierno, por fin”. Pensó en escribir unas memorias, pero no quería hacer revivir a su mujer los peores momentos, sobre todo durante el confinamiento: “No podía venir a verme y, a lo largo de cinco meses, de mayo a septiembre, hasta seis veces le dijeron, por teléfono, que estaba a punto de morirme”.

El presentador habla con orgullo de su fuerza de superación y asegura que ha luchado mucho: “Quería continuar siendo feliz con mi mujer, quería continuar disfrutando de mis hijas, quería ver crecer a mis nietas”.

Ahora, desde hace un par de semanas, tiene unas piernas “cosméticas” que define como “agradables”: “Son fáciles de encajar. Por la noche las guardamos de pie y con los pantalones puestos. Tiene un efecto muy curioso, como si hubiera medio tío de pie en la habitación”.

En estos momentos en los que la conversación sobre la salud mental está tan presente en los medios, Ángel Casas demuestra que para él mantenerse con la “cabeza clara” ha sido clave para poder luchar contra las enfermedades.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png