Borrar
Imagen del preso fugado S.H..
El recluso fugado del Hospital vuelve a prisión: «No me acuerdo de nada»

El recluso fugado del Hospital vuelve a prisión: «No me acuerdo de nada»

Se ha conformado con cuatro meses de prisión por un delito de quebrantamiento de condena

Celia Luis

Salamanca

Viernes, 8 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

S.H., el preso fugado del Hospital de Salamanca regresa a la cárcel de Topas tras pasar a disposición judicialen el Juzgado de Guardia de la ciudad en la tarde de este viernes.

Según ha podido saber LA GACETA por fuentes cercanas al caso, el recluso ha manifestado en su declaración «no acordarse de nada» y se ha conformado con cuatro meses de prisión por un delito de quebrantamiento de condena que se le sumarán a la que cumplía en prisión.

La huida de S.H.

Tal y como ha informado este diario, la fuga tuvo lugar sobre las 10:30 horas del jueves cuando tras ser atendido en el servicio de traumatología del Hospital, donde le cambiaron una escayola en un brazo, S.H. aprovechó un descuido para salir corriendo y darse a la fuga, al parecer, por farmacia.

Tras emprender la huida, los agentes de la USECIC de la Guardia Civil—equipados con metralletas y chalecos antibalas—, en una operación conjunta con la Policía Nacional y Local iniciaron un amplio dispositivo de búsqueda y captura por las inmediaciones del Hospital, la zona de Huerta Otea, del río y del Campus Universitario, entre otras, para dar con su paradero.

Seis horas después, el operativo dio resultado y fue localizado sobre las 16:00 horas por agentes de la Policía Nacional en las inmediaciones del Cementerio San Carlos Borromeo, por la avenida Luis de Camoens.

Con una bicicleta y un casco

Al parecer fue un ciudadano el que dio el aviso a los agentes policiales al observar a un individuo que circulaba en bicicleta con un casco y que coincidía con las descripciones y la fotografía hecha pública del reo.

Tras su arresto, fue trasladado de nuevo al Hospital de Salamanca para atenderle de la fractura en el brazo, ya que en el momento de la detención S.H. no tenía la escayola. Después, los efectivos lo desplazaron hasta dependencias policiales, en las instalaciones de la Comisaría de Policía ubicada en la calle Jardines, donde pasó la noche del jueves en el calabozo.

Cabe recordar que S.H.—de unos 22 años y de origen marroquí— se encontraba en el módulo 7 de la prisión por un delito de robo con fuerza con una condena corta—de unos cinco años—. Al parecer, previamente había estado interno en una cárcel de Granada, por lo que no tendría mucho vínculo con Salamanca. No estaba considerado como violento y en el momento de la huida no portaba ni teléfono móvil ni dinero y tampoco iba esposado, según pudo conocer este medio por fuentes cercanas al caso.

Además de un amplio despliegue policial por la ciudad, el colegio Campo Charro remitió un mensaje de alerta a las familias de los alumnos tras la fuga del interno debido a la cercanía del complejo hospitalario con el centro escolar. Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional y Local se personaron en el colegio y acordonaron la zona por medidas de seguridad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios