20 marzo 2019
  • Hola

Rebajan la condena al ‘violador del portal’ que actuó en Salamanca porque los delitos de violación ya engloban las lesiones

El Tribunal Supremo retira las multas de 600 euros impuestas al marroquí por las dos faltas

13 mar 2019 / 09:53 H.

La Audiencia Provincial de Salamanca condenaba el año pasado al marroquí M.A. a 33 años y dos meses de prisión por agredir sexualmente a tres chicas en menos de una semana del mes de noviembre de 2009, violaciones que durante tres años mantuvieron atemorizados a los salmantinos hasta que al fin la Policía Nacional consiguió localizarle en la prisión francesa de Montpellier donde cumplía condena por hechos similares. El tribunal le imponía además otros cuatro años y tres meses de prisión por dos delitos de robo con intimidación a las víctimas, la prohibición de aproximación y comunicación con todas ellas, y cuatro meses de multa a una cuota diaria de cinco euros por dos faltas de lesiones (en total 600 euros).

Pues bien, tras el recurso interpuesto en su momento por el abogado del que en su día se hizo conocido como el ‘violador del portal’, el Tribunal Supremo (TS) anula parcialmente la sentencia del tribunal salmantino y absuelve a M.A. de las dos faltas de lesiones por las que venía siendo acusado. Una variación en la condena que supone únicamente la retirada de las dos multas impuestas por importe total de 600 euros.

En su sentencia, el TS recoge la denuncia del recurrente repecto a la incorrecta aplicación del artículo 617 del Código Penal, ya derogado, al amparo del artículo 849.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Al respecto señala que las lesiones ocasionadas a dos de las víctimas deberían quedar absorbidas por el delito de violación, ya que, atendiendo a su naturaleza, “deben tratarse como una consecuencia normal de la penetración forzosa, no como debidas a un acto de violencia distintos del acceso carnal”, señala.

En este sentido expuesto por la defensa, el TS ha admitido la posibilidad de que se produzca la absorción del delito de lesiones en el tipo de agresión sexual, eso sí, dependiendo de la naturaleza de las mismas, señala.