20 enero 2022
  • Hola

La ‘casa de los horrores’ de Béjar. Una mujer acaba ciega y sin brazo por el total abandono de su padre

La Fiscalía pide 7 años de cárcel y más de 400.000 euros de indemnización para el acusado, por no haber cuidado a su hija, enferma de esquizofrenia y diabetes | Permaneció siete años sin salir de casa, sin recibir atención médica y en un severo estado de desnutrición

Béjar /
04 dic 2021 / 09:51 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Un vecino de Béjar se enfrenta a siete años de prisión y el pago de más de 400.000 euros de indemnización que le pide la Fiscalía de Salamanca por el total abandono de su hija que, diagnosticada de esquizofrenia desde los 24 años, estuvo durante siete sin seguir el tratamiento prescrito con el consiguiente avance de su enfermedad y un deterioro evidente de su autonomía, permaneciendo siempre en su casa en la que vivía únicamente con su padre, sin salir a la calle y sin que hubiera acudido nunca el médico. Según el Ministerio Público, la situación era tal que llegó a alimentarse únicamente de bebidas azucaradas, alcanzando un severo estado de desnutrición, de modo que se quedó totalmente ciega y tuvieron que amputarle parte del brazo derecho, informan fuentes del caso a LA GACETA.

La Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado el juicio contra el procesado, J.A.M., para los próximos días 16 y 17. Además de la pena de cárcel y de la indemnización, la Fiscalía le pide la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento por siete años y la prohibición de aproximarse a menos de 300 metros a su hija, así como de comunicarse con ella durante ocho años. Le acusa de un delito de lesiones en comisión por omisión.

Según recoge la Fiscalía en su calificación provisional, J.A.M. convivía con su hija, que en la actualidad tiene 55 años, en Béjar. A los 24 años, la mujer fue diagnosticada de esquizofrenia habiendo llegado a tener ingresos psiquiátricos por este motivo y pese a habérsele pautado el correspondiente tratamiento, desde el año 2012 hasta el año 2019, aproximadamente, dejó de seguir el tratamiento prescrito, lo que condujo a un avance progresivo de su enfermedad y a un deterioro evidente de su autonomía.

Señala el Ministerio Público que la mujer permanecía siempre en casa, sola con su padre y sin salir a la calle ni acudir nunca al médico para el seguimiento de su enfermedad ni para cualquier otra consulta, de modo que no seguía tratamiento alguno.

El estado de la víctima se fue deteriorando progresivamente por razón de su enfermedad

El estado de la víctima se fue deteriorando progresivamente por razón de su enfermedad, lo cual, considera la Fiscalía, fue fácilmente perceptible por el progenitor, que era plenamente conocedor de la enfermedad mental que padecía su hija, que sufrió durante todos estos años las consecuencias, sin que el procesado hiciera nada para impedirlo. Igualmente, precisa, el procesado pudo ver la situación de absoluto abandono en que se sumió la víctima, pues era claramente constatable su lamentable estado fruto del deterioro progresivo cada vez más acusado que ponía de relieve su falta absoluta de autonomía para alimentarse y asearse, quien dejó de realizar estas tareas, llegando al punto de alimentarse solo de bebidas azucaradas. Así, alcanzó un severo estado de desnutrición, perceptible a simple vista.

Igualmente, como consecuencia de la enfermedad de diabetes mellitus que le había sido diagnosticada y para la que tampoco seguía tratamiento, así como de la falta absoluta de cuidados y control, fue perdiendo la visión hasta quedarse totalmente ciega, lo cual también fue percibido por el procesado, sin que demandara asistencia médica para su hija.

El procesado, manifiesta la Fiscalía, durante todo este tiempo no solicitó ayuda médica, pese a conocer el muy precario y grave estado de salud de su hija, ni le prestó los cuidados oportunos de alimentación e higiene, pese a conocer que dependía totalmente de ellos, siendo el procesado su padre y único familiar con el que convivía y mantenía relación.

Además, y pese a haber sido contactado y visitado por los servicios sociales en varias ocasiones, impidió toda intervención y rechazó todo ofrecimiento de los mismos.

Sobre las 21.00 horas del 8 de febrero de 2019 el procesado solicitó la presencia de un médico en el domicilio en el que convivía con su hija, de 52 en esa fecha. Al acudir los servicios médicos encontraron a la mujer postrada en el sofá del salón, tumbada encima de sus propias heces y orina, con su mano derecha totalmente gangrenada fruto de una infección no tratada, con graves dificultades para moverse y fuerte dolor ante cualquier movimiento que realizaba. Presentaba un estado severo de desnutrición, falta severa de aseo e higiene y desprendía un fuerte hedor, teniendo sus ropas rasgadas y sucias.

La mujer fue hallada postrada en un sofá, sobre sus propias heces y con una mano totalmente gangrenada

Ante la gravedad de la situación, se la trasladó al Hospital de Salamanca donde ingresó en la UCI por un cuadro de descompensación diabética e infección gangrenosa en la mano derecha. Tras estabilizarla se le amputó parte del antebrazo derecho.

Cuando ingresó en el Hospital su estado era caquéctico, de abandono y falta de higiene y con descompensación de su enfermedad mental y metabólica, constatándose que por la esquizofrenia residual que padecía carecía de capacidad volitiva, cognitiva e intelectiva. Se procedió además a su ingreso involuntario para tratamiento psiquiátrico y permaneció 96 días ingresada en el Hospital (dos de ellos en la UCI).

Según el informe forense, ha presentado con el paso del tiempo y por falta de tratamiento de la esquizofrenia y de la diabetes que padecía múltiples y graves complicaciones, además de secuelas definitivas e irreversibles.

Añade el informe forense que su situación ha sido crítica desde al menos los dos o tres años anteriores a 2019, con abandono total de su persona y falta de los cuidados adecuados, dependiendo enteramente del procesado dado que carecía de capacidad cognitiva y volitiva para su propio cuidado.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png