Borrar
Policía Nacional en otra redada contra la prostitución en Salamanca. ARCHIVO
Juzgan a dos proxenetas por explotar a chicas en dos pisos en Garrido y el barrio del Oeste

Juzgan a dos proxenetas por explotar a chicas en dos pisos en Garrido y el barrio del Oeste

M.A.N.R. y N.A.S.M. se enfrentarán el día 24 a penas que rondan los siete años de prisión. La Fiscalía acusa a la trama de traer a mujeres desde Venezuela y obligarlas a prostituirse

M. C.

SALAMANCA

Sábado, 7 de octubre 2023, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado para este mes el juicio contra un hombre y una mujer que fueron detenidos como consecuencia de una redada contra la explotación sexual desarrollada a finales del pasado año en Salamanca capital dentro de una operación contra una red de explotación sexual que captaba a mujeres principalmente en Venezuela y las traían a través de Colombia hasta España, Francia y Países Bajos. La Fiscalía ejerce la acusación por delitos de trata de seres humanos, contra los derechos de los trabajadores y relativo a la prostitución y pide para el varón, M.A.N.R., siete años y diez meses de prisión, y para la mujer, N.A.S.M., siete años, según informan fuentes del caso a LA GACETA, que señalan que el juicio está previsto para el día 24 de octubre.

Según recoge la Fiscalía en su escrito de calificaciones provisionales, la Policía Nacional inició la investigación en el año 2021, tras la denuncia de una de las chicas que, al igual que el resto, fue trasladada a España desde Venezuela bajo engaño y a su llegada, como suele suceder en estos casos, se vio obligada a prostituirse para poder pagar la cantidad que les exigían los integrantes de la trama como pago de una supuesta deuda.

En concreto, ejercía la prostitución en dos pisos de las calles Ayala (Garrido Sur) y Lumbrales (San Bernardo). Más tarde, fue trasladada a varios apartamentos situados en distintas localidades de Francia con la finalidad de que acabase de pagar la deuda supuestamente contraída.

Durante todo este tiempo la joven era controlada por varios miembros de la organización y cuando había pagado ya la cantidad demandada y regresó a Salamanca le siguieron pidiendo dinero, momento en el que decidió poner los hechos en conocimiento de las autoridades en calidad de testigo protegida.

Solo dos miembros del grupo están acusados, otra huyó y el resto no han sido al parecer localizados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios