Borrar
Policía Nacional en la estación de autobuses de Salamanca. ARCHIVO
Juicio al usuario de un bus Madrid-Salamanca por masturbarse tras tocar el muslo a otra pasajera

Juicio al usuario de un bus Madrid-Salamanca por masturbarse tras tocar el muslo a otra pasajera

La Fiscalía le pide dos años de cárcel por el desagradable suceso que ocurrió el pasado mes de septiembre. El juicio por agresión sexual ha sido señalado para el 10 de octubre

M. C.

SALAMANCA

Lunes, 8 de julio 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Fiscalía de Salamanca solicita una condena de dos años de prisión para el usuario de bus detenido en septiembre del pasado año por un desagradable episodio ocurrido con otra pasajera, a la que presuntamente toqueteó, ante lo que esta tuvo que cambiarse de asiento, procediendo él a masturbarse en las escaleras mientras la miraba fijamente.

El Ministerio Público acusa a M.B.P. de un delito de agresión sexual por el que, además de la pena de cárcel, pide que se la imponga la prohibición de acercarse a la afectada a una distancia inferior a 250 metros, a su domicilio o a cualquier lugar en el que se encuentre y de comunicarse con ella por cualquier medio durante cinco años. Le reclama además el pago de una indemnización de 300 euros en concepto de daños morales.

Relata el Ministerio Fiscal en su escrito de calificaciones provisionales, al que ha tenido acceso LA GACETA, que sobre las 20:30 horas del día 16 de septiembre del pasado año, el acusado viajaba en el autobús de Auto Res que realizaba el trayecto Madrid-Salamanca con llegada a las 20:50 horas.

El acusado se acercó a otra pasajera, que estaba tratando de arreglar la parte trasera de su vestido, con el pretexto de prestarle ayuda, lo que manifestó de forma reiterada. La joven se negó a ello, si bien ante su insistencia le pidió un imperdible y contestó que no tenía.

Newsletter

El acusado intentó tocar entonces la espalda de la joven y esta le rechazó expresamente, pero el acusado, con ánimo de satisfacer sus impulsos sexuales, puso su mano en el muslo de la joven y la dirigió hacia su zona genital, por lo que ella cerró las piernas para evitar que siguiera subiendo, aunque el acusado persistió en su conducta.

La joven se cambió de asiento para eludir esta desagradable situación y el acusado fue a la zona de escalera donde comenzó a masturbarse mientras miraba a la chica de forma constante.

Cuando el autobús llegó a la estación de autobuses de Salamanca, la Policía identificó al acusado, quien increpó a la chica a la que llegó a insultar con la expresión «zorra».

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha señalado el juicio contra M.B.P. para la mañana del próximo 10 de octubre, informan fuentes consultadas por este diario.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios