Borrar
Plantas de marihuana intervenidas dentro de la 'Operación Miller'. GUARDIA CIVIL
A juicio un huidizo cultivador de 'maría' que fue pillado gracias a una cámara instalada en su plantación de Villar de Argañán

A juicio un huidizo cultivador de 'maría' que fue pillado gracias a una cámara instalada en su plantación de Villar de Argañán

El acusado, C.U., se enfrentará este mes a dos años de prisión

Lunes, 4 de septiembre 2023, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Fue detenido dentro de la denominada 'Operación Miller', destinada a la lucha contra el cultivo de marihuana y la prevención del tráfico de dicha sustancia estupefaciente, como responsable de una plantación que regaba con el agua de un arroyo de Villar de Argañán, en la comarca de Ciudad Rodrigo. C.U. se sentará este mes en el banco de los acusados para enfrentarse a una pena de dos años de prisión y 20.000 euros de multa que le pide la Fiscalía por un delito contra la salud pública por tráfico de estupefacientes.

El acusado, de nacionalidad rumana y de 27 años de edad, carece de antecedentes penales. Según recoge el Ministerio Público en su escrito de calificación provisional, durante el verano del año 2021 efectuó una plantación de marihuana en la ribera del Arroyo Grande de la pedanía de Sexmero en Villar de Argañán.

El 1 de septiembre pasó por el lugar una dotación de la Guardia Civil y descubrió entre la maleza y muy oculta la plantación, así como diferentes aperos de labranza para su cultivo. Los agentes comprobaron además que en el lugar había un sendero escondido que llevaba hasta unos bidones preparados para el riego junto a las excavaciones realizadas para obtener el agua del arroyo.

En vigilancias posteriores, señala el Ministerio Fiscal, no lograron sorprender al cultivador en el lugar, instalando una cámara oculta que pudo registrar en algunos momentos la presencia del acusado en el lugar efectuando inequívocos actos de cultivo y arreglo de la plantación.

Por ello, sobre las 9 de la mañana del día 20 de septiembre de ese año, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la incautación del cultivo, así como de los aperos que había en el lugar.

Posteriormente detuvieron al acusado como presunto responsable de la plantación.

Los agentes se incautaron de este modo de un total de 32 plantas de cannabis sativa, una azada, ahuyentador de alimañas, tres bidones y otras tantas mangueras.

Las plantas intervenidas tenían un peso de 1.470 gramos, que alcanzaría un precio al por mayor de 4.431 euros y de 14.663 en su venta al por menor, según las estimaciones de los agentes del Instituto Armado, señalan las fuentes.

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca prevé para el próximo día 12, martes, el juicio contra C.U.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios